La resolución de la Audiencia, esencial para evitar una nueva nulidad del ERE

La Razón
La RazónLa Razón

Lo advierte el Consell Jurídic Consultiu (CJC) en su informe y los expertos en derecho laboral consultados por LA RAZÓN coinciden. Hasta que la Audiencia Nacional no se pronuncie sobre la demanda de nulidad del ERE interpuesta por el sindicato CGT no debería abrirse una nueva radio y televisión públicas.

La directora del área laboral en Olleros Abogados, Soraya Muñoz, asegura que si la reapertura de RTVV se produce antes de que la Audiencia Nacional resuelva la demanda de la CGT, aumentan las posibilidades de que el ERE se declare de nuevo nulo. Por el contrario, si se mantiene el cierre, a lo máximo que puede aspirar este sindicato es a conseguir un improcedencia y, por tanto, una revisión de las indemnizaciones. Por el contrario, la nulidad supondría la readmisión de todos los trabajadores, un coste que la CGT cifra en 200 millones.

El ERE que permitió el cierre de RTVV se basaba en la indisponibilidad de recursos económicos y en la supresión del servicio público como tal a través de una ley. Si ahora el Consell abre la televisión, prevé una partida presupuestaria y además se ha aprobado una nueva ley para reconocer el servicio público de radio y televisión, la Audiencia podría tener los suficientes argumentos como para considerar que el ERE no tiene razón de ser.

Además, la CGT podría añadir a la causa la continuidad de empresas, algo que estaría plenamente justificado si el objeto, el lugar y los trabajadores son los mismos que cuando se produjo el cierre. Muñoz advierte de que si no se espera a la resolución de la Audiencia, la única manera de minorar los riesgos es pactar con la CGT.