Comunidad Valenciana

Les Corts no derogarán la ley del plurilingüismo ni las ayudas a ACPV

El Parlamento valenciano rechaza también un plan para evitar la contaminación de las playas y deroga el segundo médico en los «bous al carrer»

El Parlamento valenciano rechaza también un plan para evitar la contaminación de las playas y deroga el segundo médico en los «bous al carrer»

Publicidad

Les Corts Valencianes votaron ayer en contra de la moción subsiguiente presentada por el grupo Ciudadanos en la que pedía la derogación de la Ley 4/2018 por la que se regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo.

La diputada proponente, Mercedes Ventura, defendió que la Ley del Plurilingüismo «se aprobó sin consenso, al menos social» y que «dividió a la ciudadanía» además de suponer una imposición a los padres que llegó a calificar de dictadura.

Ventura dijo que la ley creaba guetos y pidió que se sometiera a votación de los padres y madres o tutores de los menores el modelo lingüístico que desean que se aplique en el centro educativo, al igual que se realizó para decidir sobre la jornada continua.

La moción de Ciudadanos proponía también quitar las ayudas a aquellas entidades cuyos cometidos no coincidan con los establecido por el Estatuto de Autonomía, como Acció Cultural y otras que buscan promover la idea política del Paísos Catalans.

Publicidad

Por su parte, los socios del tripartito rechazaron la propuesta y acusaron a Ciudadanos de buscar la confrontación. La socialista, Ana Besalduch, dijo que no iban a quitar a los niños la posibilidad de dominar dos o más lenguas, mientras que la diputada Pilar Lima (Podemos) explicó que ella sufrió la imposición del castellano porque dada su condición de sordomuda, cuando llegaba la clase de valenciano, la enviaban con el logopeda a aprender castellano, y mostró su pesar porque le negaran la posibilidad de aprender valenciano.

En un tono mucho más crispado, la diputada de Compromís, Nathalie Torres espetó a Ventura que «lo que no consiguió Franco en cuarenta años no lo van a conseguir ustedes».

Publicidad

Tanto el PP como Vox sí que apoyaron la propuesta que decayó por los votos mayoritarios del Botànic.

Por otra parte, Les Corts rechazaron también la moción presentada por el PP en la que se instaba al Consell a mejorar las infraestructuras existentes y realizar las necesarias para evitar que vuelvan a producirse vertidos de aguas fecales en las playas valencianas, desde municipios con viviendas cuyos desagües no pasan por las depuradoras.

Los socios del Consell apelaron a un tercer plan de saneamiento que afirman que está en elaboración para solucionar este tipo de problemas, y señalaron que las actuaciones que habían realizado desde la comisión técnica creada al efecto eran adecuadas.

La diputada del PP Elisa Díaz, destacó que el Botànic llevaba cinco años gobernando y les ha instado a hacer lo que hacían ellos: 485 depuradoras.

La moción del PP, a la que se ha unido una enmienda de Ciudadanos en la que pide una auditoria integral de los sistemas de depuración y una ampliación del periodo de control analítico de las aguas, solicita además la certificación de la legalidad de las instalaciones dispensadoras de cloro que se colocaron en varias acequias en playas de Valencia.

El Parlamento valenciano también aprobó ayer, con los votos del PSPV, el PP, Ciudadanos y Vox, derogar las disposiciones de la ley de Espectáculos públicos que obligan a que haya un segundo médico en los festejos de «bous al carrer»..

Publicidad

La iniciativa, presentada por el PP, quedó aprobada con el apoyo de los grupos socialista, popular, Ciudadanos y Vox, y el voto en contra de Compromís y Unides Podem, que han apelado a la seguridad de estos festejos.

Por último, todos los grupos de Les Corts, excepto Vox, presentaron una proposición de ley para modificar la ley valenciana de senadores territoriales, entre otras cosas para evitar que vuelva a pasar que si coinciden elecciones autonómicas y generales la Comunitat se quede sin nombrar a sus representantes.

La propuesta plantea también eliminar los supuestos de revocación de los senadores que se introdujeron en la modificación aprobada en 2016, y que fueron declarados inconstitucionales y nulos por el Constitucional.

Climent visitó ayer el Palau de la Generalitat

El líder de Acció Cultural del País Valencià visitó ayer el Palau de la Generalitat, en plena polémica por el posicionamiento de su entidad, generosamente subvencionada con dinero público, a favor de los condenados por el «Procés». La versión oficial de Presidencia de la Generalitat es que pasó por el Palau y entró a ver a Toni Such, director general de Administración Local, que ha sufrido una rotura de tobillo, recientemente.