Los despidos del ERE de Canal 9 costarán 35 millones de euros

La Razón
La RazónLa Razón

VALENCIA- El secretario autonómico de Hacienda y Presupuestos, Eusebio Monzó, compareció ayer ante las Corts a petición del PSPV para explicar una modificación presupuestaria de 15 millones de euros realizada en 2012 para cubrir indemnizaciones por despidos en el ERE de Radiotelevisión Valenciana (RTVV).

Los grupos de la oposición le preguntaron si la totalidad de ese dinero se destinó al pago de indemnizaciones, o si, por el contrario, se utilizó para pagar otras cosas como, según el socialista Josep Moreno, contratos con la productora Triskel.«Queremos saber qué esta pasando con ese dinero y a qué se destina», manifestó Moreno, que también pidió conocer a qué se ha destinado el dinero del plan de pago a proveedores porque, según dijo, «productores, actores e, incluso, el amo de la gasolinera de Burjassot, no han visto un duro».

Monzó, que cifró en 35 millones la cantidad global necesaria para afrontar el ERE, afirmó que esa modificación se hizo para RTVV «general», aunque el dinero «fundamentalmente» se destinó a sufragar indemnizaciones. Indicó que 120 millones del plan de pago a proveedores se destinaron a C9 y han ido «única y exclusivamente a pagar proveedores», y defendió que el despido colectivo «está hecho bajo el amparo de legalidad».

Por otra parte, la secretaria autonómica de Familia y Solidaridad, Lucía Cerón, afirmó que todos los viajes hechos por altos cargos de la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía entre 2007 y 2011, incluidos el exconseller Rafael Blasco y la ex secretaria autonómica Gotzone Mora, «son legítimos».