Los guías achacan a la inseguridad y la incomodidad el descenso de cruceristas

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Poca comodidad de los autobuses que los trasladan del puerto al centro de la ciudad, mal señalizados y alejados de los lugares de interés, e inseguridad ciudadana y robos, «cuya frecuencia y peligrosos alcanzan ya cuotas similares a ciudades como Barcelona o Madrid», son dos de las causas del «importante descenso continuada» de los cruceros en la ciudad de Valencia a lo largo de los tres últimos años. Así lo asegura el informe que la Asociación de Guías de Turismo de Valencia (APIT) ha entregado al Ayuntamiento de Valencia. Entre las medidas encaminadas a paliar estas deficiencias recomiendan una mayor presencia policial en lugares como el Mercado Central, la Lonja o la Catedral; establecer una tarifa fija en los taxis para evitar estafas; o acondicionar la plaza de la Ciudad de Brujas como punto de carga y descarga de autobuses turísticos.