Más de 3.000 personas participan en la romería a San Vicente Ferrer

La romería a la ermita de San Vicente de Llíria congrega siempre a un gran número de asistentes

La festividad de San Vicente Ferrer tiene especial relevancia en Llíria, donde más de 3.000 personas participaron ayer en la popular rogativa dedicada al santo.

Los devotos caminaron hasta la ermita del Parque de San Vicente donde disfrutaron del tradicional almuerzo. Después de celebró una misa. Antes de retornar a la ciudad, se realizó la bendición de las aguas junto al olivo donde predicó el padre Vicente Ferrer. El acto rememora el milagro obrado por el santo valenciano en el año 1410, en el que hizo rebrotar el agua de la fuente que estaba seca y aseguró que nunca más volvería a estarlo.

En el lago del parque la fiesta continuó, puesto que solo ayer, está permitido el baño, convertido en una tradición.

La romería, finalizó en la parroquia de la Asunción, donde se produjo el emotivo encuentro entre las imágenes de San Vicente y San Miguel. Las fiestas en honor al copatrón de Llíria se desarrollarán hasta el domingo 14 de abril.