Montoro asegura que sin las ayudas del Gobierno central, la Comunitat se habría «colapsado»

La Razón
La RazónLa Razón

VALENCIA- El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, afirmó ayer en el Congreso de los Diputados que si no fuera por el Gobierno central, algunas Comunidades, como la valenciana, se «habrían colapsado». Aun así, reconoció que el Ejecutivo central no dispone de recursos para destinar más dinero a las regiones.

En cualquier caso, señaló que será durante el próximo ejercicio cuando empiece a discutirse el nuevo sistema de financiación autonómica, teniendo en cuenta las opiniones de todas las Comunidades. El motivo de aplazar el debate hasta 2014 es económico, ya que, según sus previsiones, en esa fecha ya habrá crecimiento.

Además, en respuesta a las preguntas del secretario general del PSPV, Ximo Puig, el titular de Hacienda recordó que el actual modelo fue aprobado por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, por lo que pidió responsabilidad.

En este sentido, destacó que hasta que llegue ese debate, el Gobierno central garantiza los servicios básicos gracias a mecanismos extraordinarios como el plan de pago a proveedores o el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Puig, no contento con esta contestación, animó a los diputados valencianos del PP a defender los intereses de la Comunitat, en lugar de dedicarse a recoger firmas para «indultar a un corrupto».

El líder del principal partido de la oposición aprovechó también para interpelar al ministro respecto al cierre de Radiotelevisión Valenciana (RTVV). Montoro negó tener responsabilidad en esa decisión, que corresponde «únicamente a la Generalitat».

Subrayó que el Gobierno central lo que busca es corregir el déficit garantizando los servicios públicos, trabajando «con lealtad» con las comunidades autónomas.

«Estamos gobernando para todos los españoles, respetando siempre el ámbito de acción y decisión».

Puig le acusó de ser el ministro que peor ha tratado a la Comunitat, porque en los dos últimos presupuestos han recortado la inversión en un 40 por ciento, frente al 23 por ciento de media nacional. «Cada valenciano recibe unos 204 euros menos que la media española para financiar los mismos servicios».