Piden detener la causa Gürtel por incidencia de nulidad

El abogado Juan Antonio Navarro, y su defendido Francisco Correa
El abogado Juan Antonio Navarro, y su defendido Francisco Correa

El abogado Juan Antonio Navarro, defensor de Franciso Correa en el caso Gürtel, ha presentado un recurso de apelación por el que pide que se paralice la causa en Valencia hasta que se resuelva la incidencia de nulidad planteada, porque, cuando la causa se envía a Valencia, no se «purga» qué grabaciones valen y cuáles no.

Por este espinoso asunto, el propio juez Garzón fue apartado de la carrera judicial al entender que prevaricó al ordenar escuchar en la cárcel las conversaciones entre Crespo y Correa con sus repectivos abogados.

Pues bien, cuando la causa llega a Valencia, las conversaciones grabadas no se «purgan», pero el juez Ceres, en un recurso anterior, sí que indicó que dichas conversaciones son posteriores a las que fueron anuladas por el Supremo.

En cualquier caso afirma el letrado que la validez o no de las conversaciones no es por una cuestión de tiempo, sino que su grabación afecta sustancialmente al derecho de defensa, ya que interfiere gravemente en ésta al hacer conocedor a la Policía, en fase de instrucción, de cuáles van a ser los argumentos o los caminos que va a seguir la defensa, lo que te permite buscar más pruebas o aquilatar más unos aspectos u otros, incluso, alterar indicios.

Todo ello causa una indefensión en el imputado que podría suponer una causa de nulidad del proceso.

El recurso de casación fue interpuesto ayer, y ahora el tribunal tendrá que pronunciarse, pero no ya sobre el derecho a la privacidad en las relaciones cliente-abogado, sino en el primigenio derecho a la defensa.