PP ultima personarse en la causa contra el «zombi» Miguel Soler

La denuncia la presentó en su día el asesor Luis Salom, y está siendo investigada por un Juzgado valenciano

El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, compareció ayer en la Comisión de  Políticas de Igualdad de Género
El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, compareció ayer en la Comisión de Políticas de Igualdad de Género

La denuncia la presentó en su día el asesor Luis Salom, y está siendo investigada por un Juzgado valenciano

Como era previsible, el PP se personará en la causa que investiga un Juzgado valenciano sobre la posible malversación, prevaricación, fraude y tráfico de influencias en los que podría haber incurrido el ahora secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, y los que en su día permitieron que cobrara un sueldo público por ser asesor de la vicepresidencia de Les Corts y trabajar exclusivamente, o principalmente, para el grupo socialista, o mejor dicho, para el Partido Socialista, ya que sus apariciones por el Parlamento eran esporádicas y era mucho más normal verlo por la sede del partido en la calle Blanquerías.

Soler era asesor de la vicepresidencia, es decir, de la Mesa de Les Corts, y esta circunstancia impide específicamente el trabajar para los grupos políticos, ya que, habida cuenta de la alta responsabilidad del órgano de dirección del Parlamento, se supone que sus asesores solo pueden laborar para la institución, y no así para los grupos políticos, y mucho menos para los partidos, como hacía Soler.

En esta irresponsabilidad habrían incurrido también quienes permitieron tal conducta, que no son otros que el entonces vicepresidente de Corts, Ángel Luna, hoy adjunto al Síndic de Greuges; y Ana Barceló, que sucedió en el cargo a Ángel Luna.

Ambos políticos socialistas han sido grandes azotes a la corrupción, presunta o no, del PP. En el caso de Barceló, especialmente, ha denunciado la existencia de «zombis» en varias instituciones, principalmente Ciegsa, cuando, de demostrarse la irregularidad cometida por Soler, ella hubiera amparado, tolerado y admitido esta práctica, y además en una instancia como la Mesa, institucionalmente muy superior a la que empresa encargada de construir colegios.

La propia Barceló ha llegado a pedir la ilegalización de todo el PP por todas las causas del PP que se investigan.

Por su parte, Soler admitió en su «facebook», intentando torpemente zafarse de las acusaciones que se vertían desde la prensa, que aceptó el puesto de asesor del grupo socialista «para poder liberarse y desempeñar su labor como vicesecretario de Educación, Empleo e Integración Social del PSPV».

Lo que parece ser que Soler desconocía cuando hizo estas afirmaciones es que su nombramiento no había sido de asesor del grupo socialista sino de la vicepresidencia y por lo tanto, de la Mesa de Les Corts. La confusión en el cargo puede dar buena cuenta de la vinculación que mantenía con el mismo.

La dirección del PP ha estudiado el caso, que por otra parte era de todos conocido, y ha decido personarse en la causa que ahora se investiga, cuando así lo permita el proceso.

Idéntica situación que en el caso Imelsa

La actitud de Soler es muy similar por no decir idéntica, a los denominados «zombis» que ahora misma investiga el juzgado de Instrucción 18 en la causa Taula, concretamente en la pieza de Imelsa. Asesores de todas las formaciones políticas, incluidas el PSPV, Compromís y Esquerra Unida, además del PP, que cobraban de la institución y trabajaban para los partidos.