Puig, como «futuro presidente», afirma que su único rival es el PP

La Razón
La RazónLa Razón

El secretario general del PSPV y aspirante a las primarias abiertas a la ciudadanía para elegir al próximo candidato socialista a la Generalitat, Ximo Puig, no defraudó en su gran acto de campaña. Llenó el salón de actos de UGT en Valencia y se presentó como el futuro jefe de un Consell progresista, ignorando a su contrincante en el proceso del PSPV, el alcalde de Faura, Toni Gaspar.

Arropado por los miembros de su Ejecutiva, alcaldes socialistas y otros dirigentes, Puig explicó sus objetivos: darle sentido a la Generalitat, devolver a los valencianos «el orgullo de país» y acabar con el «bochorno» que sufre la Comunitat, «después de 20 años de Gobiernos del PP».

En este sentido, aseguró que su único rival es el Partido Popular. Su plan para la Generalitat es el de la unidad.

«Otra Comunitat es posible. Solo hay que trasladar a las urnas la mayoría progresista que ya existe en la sociedad. Ahí comenzará el cambio».

Visiblemente emocionado, el líder del principal partido de la oposición aprovechó para reivindicar una mayor financiación. Repitió el discurso que esgrime como secretario general y apostó por la transparencia y la honradez en el ejercicio de la política. Además, prometió que el derecho al trabajo será su prioridad.

En esta línea, reivindicó la sanidad y la educación pública y sostenible y una nueva Radiotelevisión valenciana. Precisamente, varios ex trabajadores del ente público tomaron la palabra para mostrarle su apoyo y pedirle que reabra la televisión y la radio públicas.

Además de los miembros de su equipo como el portavoz de la Diputación, José Manuel Orengo, el vicesecretario de educación, Miguel Soler, o el síndic, Antonio Torres, Puig estuvo arropado por jóvenes alcaldes como José Benlloch, de Villa-real. Además, su portavoz en la Ejecutiva, Franscesc Romeu, acudió al acto en señal de apoyo. Romeu decidió el pasado sábado dar marcha atrás y no presentarse a las primarias abiertas en favor de la unidad del partido, en un «momento tan importante».