Puig y Oltra no consiguen cerrar un tercio de las direcciones generales

Anuncia reducciones en la contratación de personal eventual que, a día de hoy, se limitan a conductores de coches oficiales

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, presidió ayer el segundo pleno del Consell sin que esté todavía cerrado el segundo escalón. Habrá 18 secretarías autonómicas, las mismas que en la anterior legislatura, pero habrá una Conselleria más y 52 direcciones generales, tres más que las que tenía el expresidente de la Generalitat, Alberto Fabra. De estas últimas todavía más de un tercio (22) siguen sin responsable, una cuestión a la que la vicepresidencia y portavoz del Consell, Mónica Oltra, restó importancia. Aseguró que los consellers han tenido asuntos más urgentes que resolver que ponerse a elegir a sus equipos.

Para compensar este incremento, Oltra aseguró que se reducirá el número de contrataciones eventuales. A día de hoy, esta promesa se reduce a los conductores del parque móvil. La portavoz explicó que los consellers pedirán un chófer del parque móvil de la Generalitat cuando lo necesiten, en lugar de contratar uno exclusivo para su uso. Oltra se comprometió a dar más datos sobre este asunto en la próximo comparecencia del Consell.

Los consellers informaron sobre el estado de las primeras medidas propuestas. La portavoz celebró el aplazamiento conseguido en la reunión del Consejo de Política Fiscal-finalmente se producirá hoy. También anunció que el conseller de Economía, Rafael Climent, se reunirá con las asociaciones de comerciantes para abordar la modificación de la liberalización horaria.

En materia de Educación, confirmó la retirada del recurso sobre la rebaremación de los interinos y en su Departamento, el de Política Inclusiva, se comprometió a mejorar la actuación para evitar que la Comunitat «tenga el 50 por ciento de las víctimas mortales en violencia de género en España». Los datos de 2014 no acompañan a esta afirmación. Murieron 54 mujeres, siete en la Comunitat.