Ximo Puig cree que Andalucía abre «un ciclo de cambio positivo» para el PSOE

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha expresado hoy su satisfacción por los resultados de las elecciones andaluzas y ha vaticinado que, con el triunfo del PSOE, se inicia "un ciclo de cambio positivo"para los ciudadanos que también llegará a la Comunidad Valenciana.

Puig, en declaraciones a los periodistas antes de la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, ha manifestado que el triunfo de Susana Díaz es "una muy buena noticia"para el socialismo español y para quienes, como él, se someterán a las urnas en menos de dos meses.

"En mi caso, estoy profundamente contento, alegre, porque lo que se inicia ahora es un ciclo de cambio positivo para los ciudadanos y para la Comunidad Valenciana", ha declarado el dirigente socialista.

Puig ha opinado que la victoria de ayer refuerza a Susana Díaz, que ha vencido "claramente"una contienda en la que parecía que se enfrentaba al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a cuyas políticas los ciudadanos han dicho "no".

A su juicio, Díaz ha hecho una "gran campaña", tras "una decisión valiente"y lo ha hecho "con coraje", por lo que su liderazgo es "absolutamente impresionante", si bien -ha matizado- "no es nadie sin el PSOE".

También sale reforzado Pedro Sánchez, ha indicado el dirigente valenciano, pues el PSOE ha ganado las elecciones.

El mérito, en su opinión, se lo debe apuntar el socialismo andaluz y el del resto de España, pero sobre todo "quien se debe apuntar el tanto es la ciudadanía andaluza", que "ha participado de una manera extraordinaria y que ha defendido su autogobierno".

En cuanto a la entrada de Podemos y Ciudadanos en el panorama político, Puig ha opinado que no se trata del final de una manera de entender la política, pues "no es verdad que haya existido el bipartidismo", como demuestra, por ejemplo, la Comunidad Valenciana.

"Existe solo en una parte, hay una parte que todo lo ocupaba el PP y el PP ahora ya tiene una derecha más democrática, más abierta, más europea que le está compitiendo y eso es muy bueno para la democracia", ha concluido.