A la cárcel por robar bicicletas municipales

Dos juzgados de Madrid han dictado sendas condenas de seis y cuatro meses de prisión por hurto de bicicletas de BiciMad.

Dos juzgados de Madrid han dictado sendas condenas de seis y cuatro meses de prisión por hurto de bicicletas de BiciMad.

Desde que se puso en marcha hace quince meses el servicio público de alquiler de bicicletas BiciMad, los problemas se han multiplicado pese a que cada vez más madrileños se suman al grueso de usuarios habituales, con ya 56.000 abonados anuales. Desde el arduo inicio con problemas informáticos a la escasez de bicicletas por el gran número de estaciones en mantenimiento y vehículos en reparación, el vandalismo es uno de los problemas más graves, con 450 bicicletas y 760 anclajes destrozados.

Sin embargo, la acción judicial y de la Policía Municipal ya están poniendo coto a la acción de los vándalos con más de un centenar de juicios pendientes por diversos tipos delictivos relacionados con BiciMad. De hecho, la empresa concesionaria del servicio, Bonopark, ya tienen más de una veintena de sentencias firmes que implican antecedentes penales y establecen multas e incluso prisión de entre tres y seis meses.

Según ha podido saber LA RAZÓN, el Juzgado de lo Penal número 24 de Madrid ha dictado una condena de seis meses de prisión por hurto de una bicicleta del servicio público de alquiler y el Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid ha establecido una sentencia firme de cuatro meses de prisión por el mismo delito. Además, actualmente hay 90 juicios pendientes con detenidos implicados en los juzgados de Plaza de Castilla por acciones constitutivas de falta o delito contra BiciMad y otros 12 juicios pendientes en los juzgados de lo penal en la calle Julian Camarillo también relacionados con el servicio madrileño de alquiler de bicicletas. Unos robos que en ocasiones, tal y como informó este periódico, han acabado con el intento de venta de estos vehículos a dos ruedas en países como Rumanía, donde sacan unos 500 euros por cada una de estas bicis eléctricas.

Pero eso no es todo, la Policía Municipal y la Policía Nacional han mantenido reuniones con el Ayuntamiento de Madrid y la empresa concesionaria de BiciMad para establecer un plan de actuación frente a los vándalos de las bicis. Así, según explicaron en el consistorio madrileño, se está elaborando un protocolo de seguridad en el que se incluirán las propuestas que de dichas reuniones se hicieron para mejorar la vigilancia de las estaciones y los vehículos del servicio público de alquiler.

En concreto, se van a implementar al menos cuatro acciones para facilitar la labor de la Policía Municipal. La primera consiste en facilitar los trámites de las denuncias por robos y vandalismo. Además, los agentes municipales podrán tener acceso al GPS de las bicicletas de modo que sea más fácil recuperar los vehículos robados. En este sentido, para todas las bicis que aparezcan abandonadas Bonopark comunicará a la Policía los datos del abonado que la ha alquilado y, en caso de que sea robada, se tramitará la denuncia correspondiente. Todo ello unido a una campaña de vigilancia preventiva de estaciones, especialmente en las que se han registrado más incidentes, y también en materia de seguridad vial para evitar accidentes entre los ciclistas. Igualmente, habrá controles de titularidad de los abonos.

Con todo, desde el Ayuntamiento explicaron que este protocolo que entrará en vigor en pocos días «no tiene ánimo persecutorio», sino que pretende dar solución a los problemas de robos y vandalismo en BiciMad. Asimismo, desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad detallaron que se va a hacer una evaluación de las medidas puestas en marcha este verano para mejorar el servicio, entre las que se encontraba la puesta a disposición a lo largo del mes de septiembre de un millar más de vehículos.

El pasado mes de agosto, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, se reunió con representantes de los colectivos de la bicicleta para analizar los conflictos de BiciMad, que, pese a las incidencias constantes, continúa creciendo en el número de usuarios mes a mes. Así, entre las propuestas del Ayuntamiento para mejorar la calidad del servicio de alquiler de bicicletas se encontraba la citada ampliación del número de vehículos disponibles, pero también un rediseño completo de los anclajes y del software, de modo que, entre otras cuestiones, vuelva a estar operativa la consulta on-line de la disponibilidad de bicis en cada estación. También se procederá a un cambio del GPS en todas las bicicletas –las nuevas incorporaciones ya lo llevan– para que se pueda conocer en tiempo real la posición de cada una de ellas, lo que contribuirá a evitar tanto los robos como los abandonos.