Blindaje Champions

Medio millar de policías, barreras físicas, prohibición de acceso a camiones y cierre de calles para extremar la seguridad

El último atentado, en Manchester, e incluso el ataque contra el autobús del Borusia Dortmund ha obligado a las autoridades a blindar acontecimientos como el de hoy en Cardiff, que tendrá su reflejo en Madrid.

El último atentado, en Manchester, e incluso el ataque contra el autobús del Borusia Dortmund ha obligado a las autoridades a blindar acontecimientos como el de hoy en Cardiff, que tendrá su reflejo en Madrid. Hasta 500 agentes de Policía Nacional están de guardia desde hoy para que en caso de que el Real Madrid gane su 12ª Champions League, los aficionados merengues disfruten con total tranquilidad del triunfo de su equipo. Un dispositivo de seguridad que se pondrá en marcha a las 20:00 horas, antes del inicio del partido para que todo esté controlado desde el inicio al final de la celebración.

El despliegue comenzará en el entorno del Santiago Bernabéu, que abrirá sus puertas para que los forofos madridistas puedan ver el encuentro en las pantallas gigantes instaladas en el terreno de juego. De hecho, el dispositivo de seguridad en el estadio será similar al de los partidos que se celebran en el coliseo blanco, que prevé un lleno total. Además, habrá controles en los accesos al campo y restricciones de tráfico en la zona, así como en el entorno del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid-Barajas, en previsión de los madridistas que se desplacen a Cardiff, donde se celebra la final.

Igualmente, tal y como ocurrió con la Cabalgata de Reyes o las procesiones de Semana Santa, se prohibirá la circulación de vehículos de 3.500 kilos en los espacios donde se espera mayor concentración de público. Esta prohibición entrará en vigor este sábado a las 20:00 horas y concluirá el domingo a las 4 de la madrugada en la plaza de Colón, Cibeles, Neptuno, la confluencia de las calles Alcalá y Gran Vía y las calles adyacentes. En caso de victoria del Real Madrid sobre la Juventus de Turín, se volverá a prohibir el paso a camiones en estas zonas entre las 16:00 y las 22:00 horas del domingo.

Para que la afición pueda disfrutar de la celebración en caso de alzarse con el trofeo, el dispositivo de seguridad prevé prolongarse desde la madrugada de fiesta alrededor de la estatua de Cibeles, desde el momento en que los jugadores regresen de Cardiff para presentar el título a sus aficionados, hasta el recorrido que, ya el domingo por la tarde, realizarán de forma oficial con las visitas al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, en Cibeles y Sol, hasta el fin de fiesta en el estadio Santiago Bernabéu, ya entrada la noche.

En previsión de la victoria madridista, la Delegación del Gobierno movilizará a medio millar de agentes de la Unidad de Intervención Policial y de otras unidades como la de Prevención y Reacción, la Brigada Móvil, Subsuelos, Guías Caninos, así como varios helicópteros del Cuerpo. En una reunión mantenida el pasado viernes para coordinar el operativo, en la que participaron el responsable de Seguridad Ciudadana de la Delegación del Gobierno, así como miembros de la Policía Nacional, Policía Municipal, Real Madrid, Samur-Protección Civil y Cruz Roja, se acordó que el dispositivo también dará cobertura el concierto de Guns’n Roses que tiene el domingo en el estadio Vicente Calderón y al que se prevé la asistencia de 50.000 personas, por lo que también se establecerá un perímetro de seguridad para impedir la entrada de vehículos con la instalación de elementos disuasorios.

Por su parte, Metro de Madrid reforzará hasta un 58% las líneas 1 y 10 del suburbano en previsión de la celebración de la final de la Champions, que se ampliará si hay victoria merengue y hasta un 20% en la línea 5 con motivo del concierto de Guns’n Roses.

Las claves

Refuerzo de Metro

Metro de Madrid reforzará hasta en un 58% las líneas 1 y 10 del suburbano desde las 19:00 horas hasta el final del partido, y activará un refuerzo en las líneas 2 y 4 en caso de victoria del Real Madrid.

►Aeropuerto

El dispositivo de seguridad también se extenderá al Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid-Barajas desde donde partirán los aficionados madridistas en dirección a Cardiff, donde se celebra la final.

Área de seguridad

Habrá restricciones de tráfico y controles de acceso en el entorno al Santiago Bernabéu, así como en la plaza de Colón, Cibeles, Neptuno, la confluencia de Alcalá y Gran Vía y calles adyacentes.

Tour blanco

En caso de triunfo del Real Madrid se extendrá el dispositivo de seguridad desde el fin del partido en el Bernabéu hasta la celebración en Cibeles, el tour institucional y el fin de fiesta en el estadio.