Botella se une a los alcaldes amenazados por Maduro

Respaldó en Buenos Aires a la oposición al régimen venezolano

Botella, junto a su homólogo en Buenos Aires, Mauricio Macri
Botella, junto a su homólogo en Buenos Aires, Mauricio Macri

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, copresidenta de la Unión de Ciudades Capitales Iberoaméricanas (UCCI), se sumó ayer a la petición del embajador Milos Alcalay, asesor de asuntos internacionales de la Alcaldía del Área Metropolitana de Caracas, quien ha solicitado el apoyo de las ciudades miembros de la UCCI ante la situación que está viviendo el alcalde del Área Metropolitana de Caracas, Antonio Ledezma, que no ha podido asistir a la XVI Asamblea Plenaria de la UCCI por estar bajo amenazas de privación de su libertad.

Botella fue la primera de los alcaldes reunidos en Buenos Aires en respaldar la petición de Alcalay alegando que la UCCI, a lo largo de sus 32 años de existencia, se ha destacado precisamente por apoyar «los procesos democráticos en las ciudades en las que no existían anteriormente». De ahí su inmediata adhesión a la petición de Alcalay, a la que se han ido sumando los regidores de otras diez metrópolis: Buenos Aires, Quito, Teguicigalpa, Lima, San Salvador, San José, Panamá, Ciudad de Guatemala, Andorra La Vella y Asunción. «Es una manera de unirnos al dolor de lo que está ocurriendo con nuestros hermanos venezolanos», afirmó la regidora.

Nueva secretaria general

Durante la Asamblea de la UCCI, la alcaldesa de Madrid y el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, fueron elegidos copresidentes de la organización. El Comité Ejecutivo empieza la andadura de un bienio con, además de Madrid, Asunción, Buenos Aires, La Paz, Lisboa, Ciudad de México, Montevideo, Quito, San José y Santo Domingo como ciudades integrantes. Igualmente, Lola Navarro, delegada de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana fue elegida, a propuesta de la alcaldesa madrileña, nueva secretaria general, en sustitución de Fernando Villalonga.

Al término de la Asamblea General, la Unión suscribió la Declaración de Buenos Aires, con los retos para el próximo bienio. De ellos, Botella subrayó la capacidad de innovación, entendida, según sus palabras, como una nueva forma de escribir el futuro, de hacer política. «En el mundo global en el que vivimos, las redes, en este caso de ciudades, van a ser cada vez más importantes. Y tenemos que aprovechar esa posibilidad de intercambio que nos brinda esta Unión», consideró la alcaldesa, que también aseguró que la UCCI deberá saber estar a la altura de las cada vez mayores exigencias de los ciudadanos.