Bronca en el pleno de Rommy Arce: «Los del PP sois una puta mafia»

La Policía tuvo que intervenir ante los insultos del público a los vocales populares y el riesgo de incidentes.

Rommy Arce es concejala presidenta de los distritos de Arganzuela y Usera

La Policía tuvo que intervenir ante los insultos del público a los vocales populares y el riesgo de incidentes.

Casi desde el arranque de la legislatura, toda la oposición en el Ayuntamiento de Madrid –PP, PSOE y Ciudadanos– ha criticado duramente las formas con las que Rommy Arce dirige los plenos de los distritos en los que ella es la concejala presidenta, Usera y Arganzuela. Continuos ninguneos a los vocales de estos tres grupos, veto a sus propuestas y una total inacción ante las interrupciones e insultos que algunas de las personas que asisten como público dirigen a los intervinientes. Muchas de las sesiones plenarias han estado marcadas por la tensión, pero lo sucedido este miércoles en Arganzuela, según reconocen personas presentes en la Casa del Reloj, supera todos los límites.

En mitad del pleno, desde el público comenzaron a insultar a la concejala y a los vocales del PP: «Los del Partido Popular son una puta vergüenza, una mafia». Rommy Arce intervino «rogando al público que se mantuviera en silencio». Segundos después, los insultos volvieron: «Sois una puta mafia». En ese momento, Arce negó conceder la palabra a la portavoz del grupo popular, que exigió a la persona que había interrumpido la sesión que se disculpase: «Las alusiones son de carácter personal y nadie ha pronunciado su nombre», aseguró Arce antes de suspender el pleno por cinco minutos. En la reanudación, la tensión se multiplicó aún más. La portavoz del PP volvió a pedir una disculpa y Arce acusó al grupo popular de sabotear el pleno. El enfrentamiento se trasladó entonces a la tribuna del público donde hubo un conato de pelea entre asistentes. Y es que hubo quien desde el público reprochó su actitud a las personas que habían insultado a la bancada popular. Ante el riesgo de que las cosas pasaran a mayores y la inacción de Arce, el secretario del distrito abandonó el salón de plenos para avisar a la Policía Municipal que terminó mediando. En protesta por lo sucedido, los vocales del PP abandonaron la sesión.

Para la concejala popular Carmen Castell, lo sucedido el miércoles es el resultado de tres años en los que Arce ha acallado a la oposición y ha permitido los insultos: «Lo que debe ser una sesión plenaria reglamentaria se convierte en un circo o, como esta semana, en una jungla». Los tres grupos de la oposición han exigido la dimisión de Arce.