Carmena entra en campaña: bajará el IBI en 22 «feudos» de Podemos

A seis días para el 26-J, el Ayuntamiento informó de una reducción en los recibos del Impuesto de Bienes Inmuebles para 2017 de entre el 20% y el 40% en cinco distritos que votaron mayoritariamente al partido de la alcaldesa y a Podemos

La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, ayer, durante la presentación de una campaña solidaria de apoyo a los refugiados
La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, ayer, durante la presentación de una campaña solidaria de apoyo a los refugiados

A seis días para el 26-J, el Ayuntamiento informó de una reducción en los recibos del Impuesto de Bienes Inmuebles para 2017 de entre el 20% y el 40% en cinco distritos que votaron mayoritariamente al partido de la alcaldesa y a Podemos

El Gobierno de Manuela Carmena anunció ayer que en 2017 bajará el recibo del IBI a uno de cada cuatro inmuebles de la capital. Serán objeto de esta corrección a la baja un total de 370.891 recibos, todos ellos localizados en 22 barrios de cinco distritos de la ciudad: Carabanchel, Puente de Vallecas, Usera, Villa de Vallecas y Villaverde. Según informó el consistorio, la propuesta se deriva de un estudio realizado por la Dirección General del Catastro, que concluye que la bajada del valor real en esos barrios es igual o superior al 20% del valor catastral asignado hasta ahora. En estos 22 barrios, desde el próximo año los inmuebles verán reducido el impuesto entre un 20% y un 40%, en función de hasta qué punto se ha depreciado su vivienda en el mercado. De esta forma, el Gobierno de Carmena pretende realizar «un reajuste» en el pago de este impuesto que, según los concejales que avanzaron la medida –entre ellos el delegado de Economía, Carlos Sánchez Mato–, sirve para «paliar los desequilibrios del sur de la ciudad», cuyos barrios han sufrido más la crisis. Sólo en términos de desempleo, los distritos del sur están entre 5 y 10 puntos por encima de los del norte.

El objetivo de esta rebaja en el Impuesto de Bienes Inmuebles, según el equipo de Gobierno de Ahora Madrid, es poner fin a la tendencia que ha hecho que «estos 22 barrios hayan visto cómo el valor real del suelo y la vivienda caía mientras continuaban afrontando una subida del recibo del IBI». Para hacer público este anuncio, el Gobierno de Carmena ha elegido la semana previa a las elecciones generales, a las que todos los partidos que integran Ahora Madrid confluyen a nivel nacional bajo el paraguas de Unidos Podemos. Precisamente hoy, una buena parte de los concejales del grupo municipal de la alcaldesa participarán en un acto de apoyo a la candidatura liderada por Pablo Iglesias.

La coincidencia temporal entre el anuncio de rebajar un impuesto y el final de la campaña –restan apenas cinco días para la cita con las urnas, este domingo– es especialmente llamativa al concernir a cinco distritos y 22 barrios en los que, según los dos últimos comicios celebrados, el apoyo a los partidos de la órbita de Podemos es muy considerable.

En los cinco distritos afectados por la rebaja del IBI (Carabanchel, Puente de Vallecas, Usera, Villa de Vallecas y Villaverde), Manuela Carmena ganó con holgura al Partido Popular y al resto de formaciones en las elecciones municipales de mayo de 2015. En dos de estos distritos, Ahora Madrid llegó a doblar en votos a la lista encabezada por Esperanza Aguirre: en Villa de Vallecas, Ahora Madrid sumó el 40,82% de los sufragios frente al 20,05% del PP, mientras que en Puente de Vallecas la lista de Podemos y Ganemos se hizo con el 42,17% y los populares sólo llegaron hasta el 18,12%. En Carabanchel, Ahora Madrid sacó cuatro puntos al PP, en Usera le sacó 13 y en Villaverde la diferencia se disparó hasta por encima más de los 11 puntos. Un escenario similar se repitió sólo unos meses después, cuando, en diciembre de 2015, se celebraron elecciones generales. En Puente de Vallecas, por ejemplo, la suma de las listas de Podemos e Izquierda Unida cosechó el 39,23% de los votos frente al 20,84% del PP. En Usera, la suma de Podemos e IU también superó al PP en siete puntos. En Villa de Vallecas, la victoria de los de Iglesias –si les sumamos los apoyos de Eduardo Garzón– fue por goleada al aventajar a la candidatura de Rajoy en más de 14 puntos. En Villaverde se repitió este esquema: Podemos e IU obtuvieron casi el 32% frente al 25,28% de los populares. De los distritos afectados por la bajada del IBI, sólo en Carabanchel ganó el PP en diciembre, aunque con un resultados muy próximo al empate. El Ayuntamiento comenzará a aplicar la medida en los recibos del próximo año y detalló ayer que la reducción de este pago oscilará entre el 20 y el 40% en función de la pérdida de valor de los inmuebles. Se han fijado tres franjas o escalones. El barrio de San Cristóbal, en Villaverde, será el único de los 22 afectados que verá aplicada una rebaja del 40%. El Ayuntamiento puso un ejemplo: en una vivienda tipo, en la calle Benimamet, de 56 metros cuadrados, el recibo en 2017 será de 117 euros frente a los 153 que debería abonar si no se pone en marcha esta revisión. En el segundo escalón se encuentran San Diego, Palomeras Bajas, Portazgo y Numancia (Puente de Vallecas), además de Orcasitas, Zofío y Pradolongo (Usera). La rebaja en estos siete barrios será del 30%, lo que se traduce en que una vivienda de media de 50 metros en la calle Monte Perdido tendrá que pagar en enero un IBI de 206 euros frente a los 211 previstos. En todos los barrios de Carabanchel, en dos de Puentes de Vallecas (Entrevías y Palomeras Sureste), en cuatro de Usera (Orcasur, San Fermín, Almendrales y Moscardó) y en Santa Eugenia (en Villa de Vallecas), la rebaja del IBI será del 20%. Esto significa, por ejemplo, que una casa de 78 metros cuadrados de Almendrales, en la calle Amor Hermoso, debería pagar el próximo año 290 euros y, en su lugar, pagará 275.