Cifuentes sacrifica la bajada de impuestos para crear puestos de trabajo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes presentó ayer los Presupuestos de 2016
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes presentó ayer los Presupuestos de 2016

Al igual que hizo durante la campaña electoral, en el acuerdo con Ciudadanos y en su discurso de investidura, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha marcado en sus primeros Presupuestos la creación de empleo como su objetivo para mejorar las políticas sociales de la región. En concreto, 118.000 nuevos puestos de trabajo para 2016 y la puesta en marcha de la «Estrategia Madrid por el Empleo» para recoger las políticas activas de empleo más eficaces y eficientes.

«Son unos presupuestos muy sociales, pensados para la gente, para quienes lo están pasado peor y para impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo», aseguró Cifuentes, que detalló que el 87% del gasto es para políticas sociales. De este modo, el gasto en políticas de empleo crece un 27,7% respecto a 2015 llegando hasta los 397 millones de euros.

En total serán 17.890,2 millones de euros, un 2,7% más de gasto respecto a 2015 y que cumple rigurosamente con las exigencias del Ministerio de Hacienda respecto al objetivo de déficit –del 0,3%– y el techo de gasto –del 1,8%–. «Este último se cumple porque en ese techo no están incluidos los gastos cofinanciados por otras administraciones, como la Unión Europea», aclaró la consejera de Economía y Hacienda, Engracia Hidalgo.

A estas limitaciones se añade el compromiso del acuerdo de investidura con Ciudadanos en el que muchas de las medidas implicaban aumento de gasto y de las que, según anunció ayer Cifuentes, se han incluido 22 en los Presupuestos de 2016. Entre ellas se incluye el incremento de personal docente, el plan de atención primaria, la reducción de altos cargos, entidades y la eliminación del Consejo Consultivo; la apertura de los comedores escolares en vacaciones, entre otras. Además, Hidalgo aseguró que están trabajando con la formación naranja en medidas para mejorar la eficiencia en el gasto.»

Al respecto, la titular de Economía ha insistido en que la partida de ingresos se ha estudiado de forma «muy rigurosa» para cumplir con la exigencia de Ciudadanos de que se ajustasen a la realidad. Así, el 85% de los ingresos provienen de la cuota autonómica del IRPF, del IVA y de los impuestos especiales según las cuantías comunicadas por el Ministerio de Hacienda a la Comunidad. El resto proviene de los tributos regionales como el impuesto de transmisiones patrimoniales cuyo incremento Hidalgo justifica en el crecimiento del mercado.

Con todo, esta apuesta de Cifuentes por el empleo en un escenario de restricciones presupuestarias se cobra varias víctimas en las partidas de gasto. Junto a los ahorros por la reducción de altos cargos o las mejores condiciones de financiación de los mercados, la presidenta recorta un 28% en promoción y un 66,8% en los ingresos por enajenaciones reales, entre otros. Además, no aplicará la prometida bajada de impuestos. Sólo los congelará, junto a los precios públicos en 2016.