El Ayuntamiento cerrará la oficina de Memoria Histórica de Carmena

El gobierno municipal considera que no cumplía su función y que fue una "correa de transmisión de sectarismo político e ideológico"para el anterior equipo.

Mauricio Valiente en un acto a favor de la solidaridad con el pueblo palestino en el Ayuntamiento en 2016
Mauricio Valiente en un acto a favor de la solidaridad con el pueblo palestino en el Ayuntamiento en 2016

El Ayuntamiento de Madrid cerrará la Oficina de Derechos Humanos y Memoria creada por el anterior Ejecutivo de Manuela Carmena al considerar que no cumplía su función y que fue una "correa de transmisión de sectarismo político e ideológico"para el anterior equipo.

La portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz (PP), ha confirmado en rueda de prensa esta decisión, adelantada por El País y ha ejemplificado el "sectarismo"que atribuye a Ahora Madrid a la negativa de poner una pancarta en memoria de Miguel Ángel Blanco.

Esta oficina, ha agregado Sanz, estaba "bajo la supervisión y el mando de una persona que no quiere condenar los crímenes en Venezuela"en alusión al exconcejal de Ahora Madrid Mauricio Valiente.

El Consistorio de la capital se compromete a defender los derechos humanos y a acometer políticas de memoria histórica que no sean "revanchistas" y, por ejemplo, incorporará en las placas de memoria en recuerdo a las víctimas del terrorismo la palabra dignidad y la bandera de España, como solicitaron.

Respecto a los cambios en el callejero de la capital en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, donde algunos cambios de dominación continúan judicializados, el Gobierno municipal esperará a que haya sentencias para tomar las siguientes decisiones, en todo caso con "afán de consenso".

El Gobierno encabezado por José Luis Martínez-Almeida tiene "claro"que no usarán los nombres de las calles como un "arma arrojadiza"y de "revanchismo", ha agregado la portavoz municipal. Efe