El nuevo Azca echa a andar

Hoy arranca el plan de revitalización del área empresarial de Tetuán. Las obras, que durarán hasta 2017, empiezan en la plaza Ruiz Picasso

Las obras afectarán a un entorno de 20 hectáreas
Las obras afectarán a un entorno de 20 hectáreas

La remodelación que Ana Botella diseñó para todo el entorno de AZCA comienza su andadura en la plaza de Pablo Ruiz Picasso. Según informó el director general de Espacios Públicos del Ayuntamiento de Madrid, José Luis Infanzón, en la comisión de Desarrollo Urbano Sostenible, la reforma de todo el entorno estará lista en 2017.

Tras la de Ruiz Picasso, la segunda obra que arrancará será la de la plaza de Carlos Trías Beltrán, prevista para noviembre, mientras que la de Manuel Gómez Moreno se espera para febrero de 2016. Todas ellas tendrán financiación privada, aunque la coordinación y dirección es del Ayuntamiento. El Consistorio explicó que también hay un convenio previsto para el entorno de edificio de la Cristalería Española con el objetivo de que los trabajos arranquen en junio. Infanzón detalló que están en conversaciones con dos empresas que se quieren integrar en estas acciones.

Cerca de 100.000 personas pasan cada día por la zona, que ha sufrido una importante degradación en los últimos años, por lo que Botella diseñó un lavado de cara general que afectará a unas 20 hectáreas del entorno de Tetuán. En la plaza de Pablo Ruiz Picasso se renovará la fuente para instalar medidas de eficiencia energética y se reformará el alumbrado para dar más seguridad.

En la plaza de Carlos Trías Beltrán, en cuya remodelación participarán las empresas situadas en este ámbito como Mapfre, El Corte Inglés, Metrovacesa, Astaez 2011 y España S.A. Compañía Nacional de Seguros, se crearán nuevas zonas estacionales y se suprimirán obstáculos y elementos físicos que crean recovecos, entorpecen la visión y pueden crear sensación de inseguridad.

Entre las propuestas, que aún se tienen que concretar en colaboración con las asociaciones de vecinos y comerciantes y las compañías que tienen allí sus sedes, está la posibilidad de crear escenas encendidas al estilo de Gran Vía y Callao, con pantallas gigantes que, a diferencia de las que ya funcionan en el centro de Madrid, además de información de ocio ofrezcan datos económicos o de programación de los comercios y negocios que se concentran en esta zona.