El privatizador de Parla se queda sin memoria

Tomás Gómez cuelga un cartel en su sede contra la gestión externa de 6 hospitales. «Olvida» su pasado de privatizaciones y el de otros cargos socialistas en Andalucía y Madrid

Con motivo del Día Mundial de la Salud, Gómez «amortizó» ayer el balcón de la sede de Callao con un cartel sobre el debate sanitario
Con motivo del Día Mundial de la Salud, Gómez «amortizó» ayer el balcón de la sede de Callao con un cartel sobre el debate sanitario

El líder de los socialistas de Madrid, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, volvió a colgar ayer un cartel reivindicativo en su sede de Callao. Con motivo del Día Mundial de la Salud, que ayer se celebraba, Gómez colocó en el balcón del Palacio de la Prensa un cartel en el que se podía leer «Mi salud no se vende», en protesta por el plan de garantía de la sostenibilidad del Sistema Sanitario público de la Comunidad que supone la privatización de la gestión (no del servicio, que seguirá siendo público) de seis hospitales madrileños.

Además, los socialistas realizaron un acto reivindicativo en la Puerta del Sol, con paneles y murales criticando la externalización de la gestión (que incluye la contratación de personal) de algunos de los hospitales, así como la posibilidad de que sociedades de profesionales sanitarios gestionen hasta el 10 por ciento de los ambulatorios. Un modelo que el PSM intentará frenar y para ello «utilizará todos losmedios», pese a que no ha movido un dedo en otros casos.

LA PRIVATIZACIÓN DE PARLA

El PSM y su líder parecen haber olvidado el modelo de gestión que inició Tomás Gómez en Parla, como alcalde del municipio, y que su sucesor ha continuado e incluso aumentado sin el reproche de su «mentor».

Aunque el secretario general del PSM clama ahora contra la externalización de servicios públicos a manos de empresas privadas, cuando llevaba el bastón de mando municipal estaban privatizados el 90% de los servicios municipales parleños. La recogida de basuras, la atención a mujeres maltratadas, el servicio de ambulancias, los polideportivos locales, la perrera municipal, las escuelas municipales de baile, música o teatro pasaron a manos de sociedades, que, además, en repetidas ocasiones han demandado al Ayuntamiento por impagos.

Quizás, quien mejor definió su paso por el municipio de Parla fue el portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Gregorio Gordo, cuando aseguró que cuando Gómez fue alcalde de Parla «sólo le faltó privatizar la alcaldía».

LOS ALTOS CARGOS DEL PSOE

Tampoco se ha oído a ningún socialista quejarse de la presencia de dos altos cargos del PSOE en la empresa que gestiona el Hospital del Tajo (Aranjuez), uno de los gestionados por una empresa privada en la que también se encuentra el ex consejero de Sanidad, Manuel Lamela, un dato que se conoció la semana pasada. Antonio Alonso Conesa, ex alcalde de Cartagena y ex diputado del PSOE, y Carlos Velasco, coordinador financiero federal del PSOE, son consejeros de Assignia, responsable de la gestión del hospital público.

EL CASO ANDALUZ

En el momento en el que Gómez decidió colgar el cartel en Callao debió de olvidarse también de la privatización de servicios sanitarios que sus compañeros de filas en Andalucía han llevado a cabo en la misma línea que en Madrid. El 54% de los hospitales andaluces son privados, el 76% de las residencias de mayores, el 70% de los centros de día y el 76% de las unidades de estancia diurna son privados, según datos del PP.

Precedentes fallidos

No es la primera vez que Tomás Gómez «amortiza» el balcón de su sede de Callao con carteles contra el Gobierno regional. No lo hacía desde la campaña electoral de 2011, cuando utilizó imágenes cinematográficas para criticar a Esperanza Aguirre, con el «Adiós Condesa», o elevar su propia figura al presentarse como «Invictus». El posterior batacazo electoral parece no haberle hecho retroceder.