Ensayos en el Español para reabrir el Alcázar esta semana

Ayer aún se seguía desescombrando el teatro Alcázar que ya ha recibido el visto bueno del arquitecto
Ayer aún se seguía desescombrando el teatro Alcázar que ya ha recibido el visto bueno del arquitecto

Apenas cuatro días después del incendio que consumió las últimas plantas del edificio de la calle Alcalá 20, el teatro Alcázar, que ocupa hasta el segundo piso, volverá a abrir sus puertas a los espectadores. Según explicó el empresario que gestiona la sala, Enrique Salaberría, los daños que provocó en el patio de butacas el agua que emplearon los Bomberos para sofocar las llamas ya se han reparado y el arquitecto que ha comprobado el estado del edificio ha dado el visto bueno para su apertura.

«Estamos hablando con la compañía que representa "Enrique VIII"para reanudar la venta de entradas para el miércoles o el jueves», aseguró Salaberría, que destacó la actuación de los servicios municipales de extinción de incendios y minimizó los daños provocados por el agua. «Había una ventana abierta y se mojó todo un poco pero no hay que olvidar que fue porque los Bomberos estaban extinguiendo el fuego, que era lo más importante», añadió.

Con todo, pese a que el teatro se reabrirá esta semana, el Ayuntamiento de Madrid ha ofrecido al empresario las salas de ensayo del Teatro Español para que, a partir de hoy, las utilice la compañía que utilizaba las del Alcázar para preparar «Maribel y la extraña familia» y que no se pueden utilizar tras el incendio del edificio. Según aseguró Salaberría, la colaboración tanto del Ayuntamiento de Madrid como del Gobierno regional ha sido constante.

El delegado de Las Artes del consistorio madrileño, Pedro Corral, explicó ayer en la comisión del ramo la cesión de las salas de ensayo del Teatro Español y que continúa en contacto con los gestores del teatro Alcázar en caso de que tengan alguna necesidad más. Al respecto, Salaberría señaló que quizás durante el mes de julio trasladen sus representaciones a algún espacio municipal en tanto en cuanto tengan que repintar la sala debido a las manchas de agua. «Hay que esperar a que se seque la infraestructura y luego lo valoraremos, porque hay que montar un andamio para poder pintar», señaló el empresario, que indicó su intención de tener la sala en condiciones óptimas de cara al inicio de la temporada de otoño.

La Policía Científica y la Unidad de Captación de Datos de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid trabajan todavía para averiguar las causas del incendio que el pasado domingo destruyó los últimos pisos del inmueble en el número 20 de la calle Alcalá. Más de un centenar de bomberos trabajaron durante tres horas para extinguir las llamas que afectaron a la sexta planta y a la cubierta.