Madrid

Entrevista a Sánchez Mato: “Gran Vía bien, pero en Aluche siguen con los mismos baches”

El ex edil de Economía y Hacienda acusa a Manuela Carmena de haber continuado con las políticas marcadas por el PP. A los votantes de izquierdas les recuerda que tienen dos papeletas iguales, Más Madrid o PSOE, y una tercera opción que no se pliega a intereses privados

El ex edil de Economía y Hacienda acusa a Manuela Carmena de haber continuado con las políticas marcadas por el PP. A los votantes de izquierdas les recuerda que tienen dos papeletas iguales, Más Madrid o PSOE, y una tercera opción que no se pliega a intereses privados.

Publicidad

El pulso entre Carlos Sánchez Mato (Madrid 1970) y el que fuera ministro de Hacienda con Mariano Rajoy, Cristóbal Montoro, es, pese a que fue apartado por la alcaldesa Manuela Carmena, uno de los galones que reconocen a este economista, militante de Izquierda Unida, que en apenas un mes ha pasado de concejal «díscolo» en el consistorio madrileño a candidato de la coalición entre IU, Anticapitalistas de Podemos y Bancada Municipalista (Izquierda Unida Madrid en Pie Municipalista). Se enfrenta, sin tapujos, a lo que considera «políticas del PP» que ha continuado la ex jueza y defiende que lo público no es para el interés de la iniciativa privada.

Mauricio Valiente dimitió por no haber acuerdo con Podemos pese a que finalmente sí se llevo a cabo en el último minuto, ¿esto supondrá un problema para su candidatura?

El planteamiento que hemos defendido tanto Mauricio Valiente como yo dentro de nuestra organización ha sido similar. Queríamos, como finalmente se ha producido un acuerdo de unidad popular electoral lo más amplio posible y por supuesto que fuera también con los compañeros de Podemos. Los matices en referencia al referéndum no planteaban ir o no ir con Podemos sino las condiciones concretas mediante las que se establecía esa confluencia electoral. En todo caso, nuestros debates internos carecen de importancia.

¿Qué es lo que han valorado los militantes para hacerle candidato?

Publicidad

Hay un montón de gente en el proceso que dio lugar a Ahora Madrid y que está plagado de liderazgos maravillosos. Hay un pensamiento colectivo de muchos quilates y yo formo parte de ese magma. Somos poco de hiperliderazgos, nos gusta más el planteamiento colectivo y no las figuras más o menos apañadas que podamos tener en un momento dado.

¿Cómo es el hiperliderazgo de Manuela Carmena?

Publicidad

El proyecto que Manuela está encabezando pone límites a la hora de transformar Madrid en tanto en cuanto no supone hacer frente a poderes económicos políticos y financieros que tienen claramente diseñado cómo tiene que ser la ciudad. Ahora Madrid, con la oposición de algunos que estábamos en el Gobierno, no ha modificado el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), –que es cómo pensamos la ciudad para los próximos años– que es el diseñado por el PP.

¿Y cómo va a atraer el voto de la izquierda?

En la parte izquierda del tablero hay gente que como el PSOE y Más Madrid, que plantea soluciones desde el modelo del PP. Los votantes del PSOE tienen dos opciones: Una la de Pepu Hernández y otra la de Manuela Carmena. Y luego hay otra opción que es IU Madrid en Pie Municipalista que plantea transformaciones profundas sin los límites a los que parecen plegarse tanto Carmena como Pepu.

¿Y en medidas concretas?

En la ciudad siguen existiendo desequilibrios suficientes como para que debamos anticipar el pago de la hipoteca cuando hay baches por las calles. Por poner un ejemplo, está fenomenal arreglar las aceras de la Gran Vía pero mi padre, que está ciego, me decía que llevaba cuatro años tropezándose en el mismo bache en el barrio de Aluche. Los barrios, los distritos, precisan de inversiones. También planteamos que todos los desarrollos urbanísticos que se puedan realizar tienen que estar supeditados al problema de vivienda acuciante. Tenemos un plan para que haya 50.000 viviendas publicas destinadas a alquiler social que permitan que el Ayuntamiento sea un operador real a la hora de regular el precio de la vivienda en la ciudad. Además, en Madrid faltan 2.000 personas para trabajar en la limpieza de nuestras calles, de tal manera que nuestra ciudad no tiene el índice de salubridad que merecen los vecinos.

¿Le preocupa que la división de la izquierda les reste representación?

Publicidad

Quienes han abandonado el planteamiento colectivo pergeñado y trabajado y construido en Ahora Madrid han sido Manuela en el Ayuntamiento de Madrid y Errejón en la Comunidad de Madrid.

¿Cómo planteará los posibles pactos post-electorales?

Cuando se trata de ver cómo mejorar la vida de la gente en los barrios hay muchas posibilidades de llegar a muchos acuerdos, también por supuesto con Más Madrid. Lo que ocurre es que hay modelos políticos y diferencias sustanciales. Hablar de qué será lo que podemos acordar es prematuro. En primer lugar porque los madrileños tendrán que repartir las cartas y ver qué respaldo ciudadano tenemos cada una de las formaciones políticas. Y en segundo lugar porque si por algo nos caracterizamos es que las decisiones no las toma el candidato a la Alcaldía, sino que se toman de manera asamblearia.