Ganemos, el sector crítico de Ahora Madrid, culpa a Carmena de la muerte del mantero en Lavapiés

El sector más “antisistema” de los que forman la coalición que gobierna en Madrid ha cargado contra las políticas del Ayuntamiento de Madrid

Los senegaleses que se han concentrado hoy en la Plaza Nelson Mandela de Lavapiés han intentado agredir y obligado a refugiarse en un bar al cónsul de su país, EFE/Luca Piergiovanni
Los senegaleses que se han concentrado hoy en la Plaza Nelson Mandela de Lavapiés han intentado agredir y obligado a refugiarse en un bar al cónsul de su país, EFE/Luca Piergiovanni

El sector más “antisistema” de los que forman la coalición que gobierna en Madrid ha cargado contra las políticas sociales y policiales del Ayuntamiento de Madrid.

No es la primera vez que Ahora Madrid, la formación que gobierna el Ayuntamiento de Madrid y que se creó exprofeso para las elecciones municipales de 2015, atraviesa una crisis. En su seno viven dos almas enfrentadas, aunque ambas en el marco de la izquierda radical. Por un lado están Manuel Carmena y el resto de concejales independientes que se incorporaron a la lista así como algunos miembros de Podemos, y en el otro, los ediles llegados fundamentalmente de IU y de Ganemos Madrid, de donde han salido los miembros más cercanos a los movimientos anticapitalistas y antisisema. Algunos de ellos ya han dado problemas a Carmena y han tenido que ser desplazados de sus puestos en el consistorio, como es el caso de Guillermo Zapata o Celia Mayer.

Ahora, con el caso del mantero fallecido ayer en Lavapiés y los disturbios que siguieron en este barrio ayer por la noche y en la mañana de hoy, la crisis de ha abierto de nuevo y de manera virulenta. Si en otras ocasiones la izquierda radical no tenía más que acusar a las administraciones, en esta ocasión ocurre que son ellos los que ocupan la principal administración relacionada con el tema, el Ayuntamiento de Madrid. Y, además, es la Policía Municipal de Madrid, a las órdenes de Ahora Madrid, la que está tras el incidente.

Así, Ganemos Madrid ha hecho público hoy un manifiesto en el que exige al Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Ahora Madrid, coalición de la que forma parte, “decir la verdad y depurar las responsabilidades”.

“Varias personas que presenciaron los hechos y compañeros manteros que corrían con él [Mame Mbaye] han relatado que se trataba de una persecución de la policía municipal. Lavapiés se llenó ayer de rabia y de indignación. De repente, las versiones contrapuestas habituales. A un lado, quienes vivieron de cerca la situación explican con normalidad la enésima persecución y hostigamiento a la venta del Top Manta, esta vez con un final trágico. Del otro, versiones institucionales que llaman a la calma y a esperar las conclusiones de la recién iniciada investigación. Las manifestaciones y concentraciones ya están convocadas, la primera noche de disturbios en Lavapiés ha pasado. Horas después de lo sucedido no hay ninguna explicación oficial, ningún dato por parte del principal responsable de lo sucedido, el Ayuntamiento de Madrid. Desde Ganemos Madrid nos sumamos a la indignación que ha inundado las calles de Lavapiés, las redes sociales y a las vecinas y los vecinos de nuestra ciudad. Exigimos una investigación y que se diga la verdad. Son dos años ya desde que la Asociación de Inmigrantes Sin Papeles y el Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid empezaron a presentar denuncias por hostigamiento, persecuciones, malos tratos y palizas por parte de agentes de la policía municipal, sin que haya una respuesta clara ni haya cambiado esta situación”.

De este modo, Ganemos Madrid acusa directamente al Ayuntamiento de Madrid de Manuela Carmena de propiciar la situación que ha llevado a la muerte del mantero senegalés y cargan sobre todo contra el cuerpo de la Policía Municipal, sin que hasta el momento haya ninguna evidencia de que hubieran perseguido al fallecido desde la Puerta del Sol hasta la calle del Oso y que esa supuesta persecución haya causado el deceso.

Critican la política de Carmena de perseguir la venta ambulante ilegal y la acusan de “que no se ha sido capaz de poner en marcha en dos años una sola medida social específica y efectiva para apoyar a las personas migrantes que cruzan la frontera huyendo de la miseria que la propia Unión Europea provoca en África”.

Asimismo, insisten en que “desde Ganemos Madrid pensamos que de nuevo se han aplicado criterios racistas y discriminatorios a la hora de abordar la cuestión del Top Manta. De nuevo, aquellos que menor capacidad tienen de protestar, quienes menos protagonismo tienen en nuestra sociedad y quienes menos derechos pueden ejercer son quienes han tenido que sufrir las inmediatas consecuencias policiales que les arrojan aún más a las garras de la Ley de Extranjería y de la marginación, mientras veían que las medidas sociales destinadas a cambiar sus vidas nunca terminan de llegar”.

Es curiosa la situación de Javier Barbero, delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid y responsable de la Policía Municipal, que proviene de Ganemos Madrid (fue uno de sus artífices) y que hoy se ha visto obligado a dar la cara por “sus” agentes. Ha tratado de “salir del paso” anunciando que se abrirá una investigación para depurar responsabilidades, en la que se analizarán las cámaras de la zona, la grabación del aviso del 112 y que incluye además la apertura de un expediente de información reservada “para estudiar a fondo la proporcionalidad en el uso de la fuerza”.

Preguntado por cómo puede ser compatible que el Gobierno niegue la existencia de una intervención policial contra el ciudadano senegalés y que vaya a investigar el uso de la fuerza, Barbero ha tratado de desvincular ambas cuestiones. Sin embargo, ha insistido en “analizar toda la información”.

Por si fuera poco, en la rueda de prensa ofrecida por el Ayuntamiento de Madrid para aclarar los hechos, el concejal-presidente de Centro del Ayuntamiento de Madrid, Jorge García Castaño, ha argumentado, igual que hiciera la edil Rommy Arce, que Mbage es una "víctima del capitalismo"y de "un Estado que no reconoce a las personas sin papeles".

"En Lavapiés convivimos con vecinos que llevan décadas en el distrito y que viven en la ilegalidad por un Estado que no reconoce a las personas sin papeles y que les obliga a la exclusión, a vivir en la economía sumergida", ha sostenido.

Jorge García Castaño procede de las filas de IU.