«Radio Carmena» pasará a ser una emisora escuela

El Ayuntamiento había suspendido la licitación para el equipamiento y la selección de personal de M21.

La emisora municipal de radio echó a andar el último trimestre de 2016, con un presupuesto inicial de 723.000 euros
La emisora municipal de radio echó a andar el último trimestre de 2016, con un presupuesto inicial de 723.000 euros

El Ayuntamiento había suspendido la licitación para el equipamiento y la selección de personal de M21. El alcalde ya sugirió reducirla a una escuela de formación

M21, la emisora municipal puesta en marcha por Manuela Carmena hace tres años, comienza a ser historia. El Ayuntamiento de Madrid, según adelantó ayer Ep, había paralizado la licitación para obtener el equipamiento técnico del estudio situado en el Torreón de Conde Duque. Así lo indica un correo electrónico firmado por el área de Recursos Humanos de Madrid Destino, la empresa gestora en materia de Cultura, en el que, además, se confirma la eliminación «del proceso de selección asociado a dicho proyecto». En total, el contrato estaba licitado en unos 140.000 euros. Finalmente, el Ayuntamiento ha confirmado

esta tarde que M21 será una «emisora escuela» en su próxima temporada. «El nuevo equipo de Gobierno y la dirección de Madrid Destino quieren estudiar con serenidad la situación de la emisora antes de introducir los cambios que puedan considerar oportunos», afirmaron hoy en un comunicado. De hecho, insistieron en que la paralización de la licitación no puede interpretarse «en ningún momento» como el cierre de la emisora, sino que es de «carácter temporal».

Ahora bien, la empresa ha precisado que esa paralización se llevó a cabo «siguiendo las instrucciones del anterior equipo directivo de Comunicación de Madrid Destino, como se refleja en una notificación fechada el pasado 3 de junio de 2019». De esta forma, y según asegura la empresa, habría sido el propio Gobierno de Manuela Carmena quien habría «cortado» la financiación de la emisora.

Tal como adelantó este periódico el pasado marzo, esta cantidad supuso la «última inyección», antes de la campaña electoral, facilitada por Carmena a una emisora que ha sido acusada de «sectaria» y «partidista» por parte de la oposición. De hecho, su presupuesto no ha dejado de crecer año tras año –un 25% más este 2019– pese a que M21 apenas contaba con un puñado de oyentes. Así, aquel contrato de 140.000 euros estaba destinado a la compra de un equipo e instalaciones de radio, accesorios para equipos de sonido, paquetes de software de edición de música o sonido, así como la instalación de todos los equipos de radio y sonido en el torreón de Conde Duque. Hay que recordar que éste era solo el «lote 1» del contrato: todavía faltaban por licitar el equipamiento técnico de elementos de continuidad, en este caso en los estudios de situados en el Palacio de Cibeles.

En 2019, la inversión municipal estaba prevista en 1,5 millones de euros. En 2018 ascendió a 1.521.837; en 2017, 1,6 millones; y en 2016, año de su estreno, el presupuesto fue de 723.580 euros, pese a que abrió en el último trimestre. En total, han sido alrededor de cinco millones a cargo de las arcas públicas. Y estaba previsto que, para 2023, la cantidad llegara a los 10 millones.

Poco después de los comicios del 26-M, y una vez que se consumó la posibilidad de formar gobierno tanto en la Alcaldía como en la Comunidad, el PP adelantó en su cuenta de Twitter el «adiós a Radio Carmena». No en vano, fue una de las promesas electorales del entonces candidato José Luis Martínez-Almeida. En febrero, el actual alcalde anunció su «compromiso definitivo y firme para que Radio M21 deje de existir con el carácter que tiene actualmente a partir del 26 de mayo». Se trababa, según sus palabras, de un «instrumento de propaganda de Manuela Carmena» y que, además, había «disparado su coste». De hecho, afirmó que esos 10 millones totales de presupuesto «estarían mejor en las calles de Madrid, en la limpieza, en los servicios sociales, en la ejecución de infraestructuras necesarias y no en hacer competencia a las radios comerciales».

Entre las propuestas para su reconversión, Almeida ya adelantó que su uso estaría destinado a una «escuela de formación de futuros profesionales de la radio». «Nos hemos comprometido a establecer instrumentos de colaboración con la Asociación Española de Radios Comerciales», dijo entonces. Así, podría acabarse como emisora municipal con programación propia, pero podría seguir teniendo futuro como radio-escuela.

Ocho empleados

En cuanto a la contratación de personal, un proceso también paralizado por la nueva corporación PP-Cs, estaba previsto que a lo largo de este 2019 se incrementaran un 70% los gastos en este sentido, que pasarían a ser de 554.000 euros. Estaba planificada la contratación de cinco personas: dos técnicos de sonido y otras tres para labores de producción. Así, se habrían sumado a las ocho que actualmente trabajan en la emisora.

Entre los contenidos «politizados» que reprobó la oposición se encontraba una tertulia en la que se criticó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump y al líder argentino, Mauricio Macri, en los días en que este último visitaba la capital. Entonces, la portavoz municipal, Rita Maestre, pidió disculpas.

Sin embargo, poco tiempo después se recogieron testimonios de afectados por la venta de viviendas del Ivima a fondos buitre durante el programa «La Vuelta al Día». De nuevo la portavoz municipal tuvo que reconocer que «por error» se habían emitido «contenidos editorializantes». Y es que, la ex alcaldesa, cuando puso en marcha el proyecto de M-21, aseguró que su contenido «sería en un 80% cultural y el 20% restante de servicio público». Ahora, tras serle cortado el grifo económico, el futuro de M-21 está en el aire.