Las familias del Arena, unidas contra los políticos: «No nos utilicéis»

Los padres de cuatro de las fallecidas exigen en un comunicado que eviten hacer política con la tragedia. Celebran que Palop tenga un juez de apoyo

Este jueves se cumplen tres meses desde la avalancha mortal que terminó con la vida de Rocío, Cristina, Katia, Belén y María Teresa. Los familiares aguardan a que comience el proceso judicial, que aún está en fase de instrucción.
Este jueves se cumplen tres meses desde la avalancha mortal que terminó con la vida de Rocío, Cristina, Katia, Belén y María Teresa. Los familiares aguardan a que comience el proceso judicial, que aún está en fase de instrucción.

Parece que a las familias de las víctimas del caso Madrid Arena no les han sentado nada bien las palabras que pronunció el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, el pasado martes 22 de enero durante una visita a un vivero de empresas municipal en el distrito de Carabanchel; de hecho, han emitido un comunicado en el que critican el uso político que se está haciendo de la tragedia. El líder socialista instó al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, a que acelerara la concesión de un juez de refuerzo al magistrado del caso Madrid Arena, Eduardo López Palop. «La lentitud es exasperante y el juez quiere hacer las cosas bien, pero no puede hacerlo. Las familias lo que quieren es que esto pase lo más rápido posible y se castigue a los culpables, no que esto se dilate en el tiempo». Además, aseguró que le consta que las familias de las víctimas –afirmó tener relación de amistad con una de ellas– sienten «asco» y «vergüenza» por la tardanza en poner a disposición de López Palop a otro juez para que lleve otros de sus casos. Éstas son las palabras que motivaron la redacción del comunicado por parte de las representaciones procesales de las familias de Cristina Arce, Rocío Oña, Belén Langdon y María Teresa Alonso, cuatro de las cinco fallecida.

Si bien es cierto que, tanto el juez encargado del caso como los abogados de las familias de las víctimas, llevan solicitando este apoyo desde el pasado 12 de diciembre, en el texto del comunicado se expone que «las familias NUNCA han dicho estar asqueadas ni avergonzadas de la tardanza en asignar un juez de apoyo». En este sentido, subrayaron que «lamentamos las últimas declaraciones en las que se quiere utilizar políticamente el caso Madrid Arena y exigimos que en el futuro se abstengan todas las fuerzas políticas de utilizar a las víctimas y a sus familias de esta manera».

Desde hace un mes y medio, aproximadamente, la queja por la acumulación de trabajo del juez instructor ha sido constante. La razón principal que se esgrimió fue que esta aglomeración provocaba que la instrucción del caso Madrid Arena se desarrollaría con mayor lentitud si no se facilitaba un juez de apoyo. Esta petición se justificaba, además, por la ausencia del secretario judicial, que está de baja por enfermedad y el Ministerio de Justicia no puso un sustituto en su puesto, por lo que López Palop tenía que pedir ayuda a secretarios de otros juzgados para las tramitaciones más urgentes. Muestra de su malestar son las palabras que transmitió a dos letrados en los pasillos del juzgado: «¿Usted cree que se puede trabajar así? He tenido que aplazar doce citaciones y en un caso con cinco muertos, no tengo secretario». En este sentido, tal y como informó LA RAZÓN en la edición del sábado, el18 de enero, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid abrió un plazo para que los jueces que desearan prestarle ayuda en sus juicios de faltas pudieran hacerlo. En el fin de semana ya había cuatro jueces que se ofrecieron. Pero además, si ninguno de ellos fuera el idóneo, el juez decano de Madrid, José Luis Armengol, designaría a un juez para esa labor. Finalmente, como reza en el comunicado remitido, los abogados de las familias mantuvieron una conversación con el Ministerio de Justicia y se les «corroboró el nombramiento de un juez de apoyo y la decisión de dar la mayor rapidez posible al trámite administrativo».