Madrid

Los casos de acoso escolar se reducen a la mitad desde 2015 en Madrid

La Consejería de Educación ha anunciado hoy que los casos han bajado en un 54% entre 2015 y 2018.

Un 54% menos de casos de acoso escolar en las aulas de la Madrid entre 2015 y 2018, según los últimos datos sobre denuncias confirmadas por la Inspección Educativa de la Comunidad de Madrid.

Publicidad

La Consejería de Educación cifra en un 54% la bajada de los casos de acoso escolar en las aulas de la región entre 2015 y 2018, según los últimos datos sobre denuncias confirmadas por la Inspección Educativa de la Comunidad de Madrid. Durante el curso 2017-18 se registraron 83 casos frente a los 179 del curso 2015-16, lo que representa casi un centenar menos, de acuerdo con los datos del III Informe anual sobre convivencia y acoso escolar, el último disponible.

Las cifras han pasado de 1,97 casos por cada 100 alumnos a 0,63 casos por cien en ese periodo, y el número de denuncias elevadas a la Inspección Educativa pasó de 573 a 407 en tres cursos, mientras que los casos confirmados cayeron de 179 a 83, asegura ese informe. Además, durante el curso 2018-19 un total de 1.092 colegios e institutos de la región aplicaron el test Sociescuela que permite detectar casos de acoso, un 33,8% más de centros que el curso anterior, según Educación. Un total de 216.614 alumnos madrileños hicieron este test el pasado curso, lo que supone un incremento del 18,3 %. Además, los 177 centros que participan en el programa desde 2015 han logrado reducir un 77% los casos potenciales de acoso.

Publicidad

Este programa proporciona un completo análisis de la convivencia en cada aula y ayuda a identificar a los niños que padecen o están en riesgo de padecerlo, asegura la Consejería de Educación.

Asimismo, en abril pasado, la Comunidad aprobó el Decreto sobre convivencia escolar que refuerza la normativa en la lucha contra el acoso en todos los colegios públicos y concertados e institutos de la región.

Publicidad

Ese nuevo Decreto, en vigor desde este curso 2019-20, define los diferentes tipos de faltas y cómo actuar ante cada uno de ellos, además de establecer un marco regulador para que "cada centro escolar disponga de su propio plan de convivencia y de una comisión que garantice su cumplimiento".

Todos estos datos los ha indicado Educación tras el juicio celebrado este martes en Madrid, en un juzgado de lo Contencioso-administrativo, a raíz de la denuncia de los padres de una alumna de Primaria por presunto acoso escolar racista sufrido en el colegio público Cardenal Herrera Oria. De acuerdo con las últimas estadísticas, el 1% de los alumnos madrileños presenta indicadores de potencial acoso escolar y el 2,4% algún riesgo, por debajo del 3% registrado en 2015, según el III Informe anual, realizado en 576 centros públicos y 154 privados concertados.

En el caso concreto de la niña víctima de acoso racista en el Cardenal Herrera Oria, la Consejería señaló a Efe que la Unidad contra el Acoso escolar estudió el caso en el centro durante el curso 2016-2017 y no lo consideró como "el prototipo de un caso de acoso". En el juicio celebrado este martes, el abogado de la familia aseguró que el colegio abrió dos protocolos por este caso, pero "uno no ha aparecido", y del segundo, abierto en septiembre de 2016, la inspectora educativa de zona no tuvo conocimiento hasta el 24 de junio de 2017. "Diez meses después"empezaron a tomar medidas preventivas a futuro pero, "desde luego, para esta niña es demasiado tarde", según el abogado quien recalcó que los letrados de la Comunidad alegaron hoy "sentir mucho la situación". EFE

Publicidad