Política

«Los clientes no quieren sentarse junto a enormes bolsas de basura»

Los vecinos denuncian los actos vandálicos de los piquetes

Bolsas de basura rotas, restos esparcidos y papeleras que rebosan eran ayer la imagen del centro de la capital
Bolsas de basura rotas, restos esparcidos y papeleras que rebosan eran ayer la imagen del centro de la capital

Madrid- El centro de la capital se ha convertido en un estercolero. Así lo califican muchos de los viandantes, comerciantes y turistas que tienen que convivir con toneladas de desperdicios, algo que se hace cada vez más insoportable.

Los comerciantes son uno de los sectores que más está sufriendo los estragos que estos paros están dejado por las calles, José Manuel es el encargado de una zapatería en la calle Montera, y cada día tiene que limpiar su trozo de acera, asegura que «la imagen que da la ciudad llena de basura es horrible, aunque como trabajador apoyo a la gente que está en huelga, pero no a los exaltados que tiran porquería por la calle y queman contenedores». Al preguntarle si esta situación afecta a las ventas lo tiene claro «puede afectar la imagen de cara al turismo, pero la venta sigue siendo más o menos la misma, los verdaderos afectados por todo esto somos los madrileños». Bajando un poco, en un conocido restaurante, un camarero se quejó ayer a dos policías municipales de que algunos trabajadores de las tiendas de alrededor dejaban sus bolsas de basura justo al lado de su terraza, y después le echaban la culpa a los piquetes «esto no puede ser, los clientes no quieren sentarse en las mesas de fuera porque tienen una bolsa enorme de basura al lado», por otra parte, asegura que cuando echa el cierre es testigo de como actúan los piquetes «yo les veo como rajan las bolsas y van toda la calle para arriba y para abajo tirándolo todo».

Los turistas no deja de sorprenderse al ver el estado en el que se encuentran las aceras de la ciudad «yo no soy de aquí y me he quedado pasmada al ver cómo estaba todo. Esto no debe ser sano, no puede durar mucho», explicó Elsa que se encuentra de visita en capital.

Por otro lado los vecinos de la zona, como Jaime opinan que «es una vergüenza, mi calle está como si hubiesen pasado los Reyes Magos, me parece bien que hagan huelga, pero que encima no esparzan más basura, así no se puede vivir». Isabel muestra su apoyo a los huelguistas «creo que los paros están justificados, tienen mi apoyo total, ahora la pelota está en el tejado de las empresas, eso sí, deben respetar los servicios mínimos o perderán el apoyo de la población» declaró.