Los concejales de Aguirre, divididos ante la elección del sucesor

Deben escoger entre Henríquez de Luna o Martínez Almeida. El grupo se reúne hoy aunque podría dejar la votación para después del encuentro del jueves con Cifuentes.

J. L Martínez Almeida e I. Henríquez de Luna
J. L Martínez Almeida e I. Henríquez de Luna

Deben escoger entre Henríquez de Luna o Martínez Almeida. El grupo se reúne hoy aunque podría dejar la votación para después del encuentro del jueves con Cifuentes.

Sólo unas horas después de que Esperanza Aguirre entregara su acta como concejala, los ediles del grupo municipal del PP abrieron ayer la pugna por ocupar su escaño y, con ello, por ostentar el cargo de portavoz popular en el Pleno de Cibeles. Son dos las opciones: la que representa el que hasta ahora el portavoz adjunto, Íñigo Henríquez de Luna, frente a la encarnada por el número tres del grupo, José Luis Martínez Almeida. La decisión entre uno u otro deberá ser adoptada en una votación del grupo municipal, de forma que aquel que logre el apoyo de diez compañeros se convertirá en el nuevo portavoz.

En el Pleno celebrado ayer, Henríquez de Luna ocupó el puesto de Aguirre y ejerció como «jefe» de la bancada. Ocurrirá exactamente lo mismo en la sesión de hoy. Una vez concluya el pleno que arranca a las 9:15 horas de esta mañana, los veinte concejales que integran actualmente el grupo –aún no ha tomado posesión el edil que cogerá el acta dejada por Aguirre– se reunirán. En este cónclave estaba previsto, en un primer momento, celebrar la votación para elegir entre Henríquez de Luna y Martínez Almeida. El sector más cercano a Henríquez de Luna defendía esta opción. De esta forma, la situación de vacío en la cabeza del grupo se resolvería de un modo más rápido.

A ello hay que sumar otra circunstancia: el grupo municipal se reunirá el jueves con la presidenta del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, y los partidarios de votar hoy planteaban ayer la necesidad de acudir a esta cita con la decisión tomada para garantizar así su independencia en la resolución de esta cuestión. Sin embargo, la propuesta para celebrar hoy mismo la votación fue perdiendo apoyo conforme avanzaba la tarde. El consenso en torno a esta posibilidad se fue alejando y, salvo sorpresa de última hora, no habrá votación hoy. Desde el entorno de Cifuentes, celebran que haya una votación entre varias opciones.

A esta «carrera» por hacerse con la portavocía ambos llegan después de haber sido noticia en el Congreso regional del PP de Madrid celebrado en marzo. En esta cita, Henríquez de Luna valoró hasta el último momento presentarse a liderar la formación como candidato alternativo a Cifuentes. Finalmente no dio el paso y Cifuentes optó por incluir a los dos concejales en su Comité Ejecutivo: Martínez Almeida, sin embargo, fue elegido como secretario de Relaciones con el Ayuntamiento de Madrid y Henríquez de Luna como vocal.

Ambos anunciaron su deseo de ocupar el escaño de Aguirre en declaraciones a los medios realizadas a las puertas del Pleno de Cibeles. Henríquez de Luna reconoció que para él sería «un gran honor y una enorme ilusión poder representar a mis compañeros y a mi partido en esta institución y trabajar durante estos dos años para conseguir que el Partido Popular vuelva a gobernar en el Ayuntamiento de Madrid» Reconoció, sin embargo, que la decisión deberá adoptarse en el seno del grupo municipal y también teniendo el criterio del PP a nivel regional y autonómico: «Soy un hombre de partido y estaré a lo que me diga mi partido a nivel regional y nacional. Siempre tomaré la mejor decisión de mi partido».

«No habrá guerra interna»

Poco después, el que ocupó el tercer puesto en la lista electoral del PP en las municipales de 2015 para la capital, José Luis Martínez Almeida, despejó las dudas que había en torno a su posible candidatura al dar el paso de anunciar públicamente su intención de liderar el grupo municipal en lo que queda de legislatura. Lo hace, según explicó, por dos razones: «Porque esta ciudad merece un cambio de Gobierno y porque hay extraordinario grupo de concejales, un equipo humano espectacular y que sería un honor que ellos me votaran». Martínez Almeida descartó que su decisión vaya abrir una «guerra interna» en el grupo. Al contrario, prometió «más unidad» sea cual sea el resultado. Sí reconoció haber consultado este paso adelante con algunos de sus compañeros: «Uno no se lanza a una piscina sin agua». Pese a todo, aseguró no haber sondeado a todos los miembros de la formación municipal –«eso se verá el día de la votación», ha señalado– y también apuntó que había «hablado con el partido» sin concretar si lo ha hecho o no con Cristina Cifuentes.

Minutos antes de hacer este anuncio ante los medios, Martínez Almeida fue hablando uno por uno con el resto de concejales en pleno desarrollo del Pleno. Respecto a la posición de la presidenta regional en este proceso, Martínez Almeida incidió en que «Cifuentes y el partido siempre han sido partidarios de que haya votaciones» y expresó su confianza en que «vayan a ser neutrales y los concejales en el ejercicio de nuestras competencias podamos elegir al portavoz más adecuado».