Los grupos conquistan las calles de Centro

Audición de músicos callejeros para obtener un permiso del Ayuntamiento, en el Conde Duque.
Audición de músicos callejeros para obtener un permiso del Ayuntamiento, en el Conde Duque.

De los 460 músicos que los primeros días de diciembre se presentaron a las pruebas de idoneidad del distrito Centro para poder tocar en las calles, sólo 318 han logrado superar las audiciones y, por lo tanto, obtener la autorización para cantar y tocar sin ser interrumpidos por la Policía Municipal. Lo curioso es que se realizaron 280 pruebas –de las cuales 176 recibieron el visto bueno del jurado–, porque la gran mayoría de las personas que acudieron al auditorio del Conde Duque para demostrar su talento lo hicieron por parejas o en grupo.

Nada menos que 64 bandas o dúos han superado el examen municipal y, desde hoy pueden pedir el documento que les garantizará tranquilidad para tocar en las calles del centro de Madrid. A partir del 1 de enero, no será extraño encontrar en la Puerta del Sol a una banda de mariachis, puesto que las Águilas de Tijuana, que hace quince días explicaban que habían tenido que dejar de interpretar su música en la vía pública debido a la persecución policial, han superado las pruebas de idoneidad. Lo mismo ocurre con Liricallejeros, un grupo compuesto por cinco estudiantes del Real Conservatorio de Música de Madrid que, con la idea de llevar la ópera al gran público y de paso pagar las facturas, deleitarán a los transeúntes en Arenal.

También habrá parejas como Juan e Isma con sus rumbas o Carlos y Johnatan con su blues que han logrado unidos su autorización. Lo curioso es que hay varios intérpretes que han realizado las audiciones con distintos grupos y, además, han obtenido el permiso para tocar con los dos. Es el caso de Jesús Daniel Anlas, que además de tocar con las Aguilas de Tijuana lo hará con Mariachi Vera Cruz. Lo mismo ocurre con Raúl Márquez, que no sólo forma parte del cuarteto Tributo a Grappelli, sino que también es el 50% de Melón y Raúl. Y, por supuesto, también hay solitas como Sunny Abbey o Taysia que podrán seguir cantando con su guitarra o a capella.

En los próximos días, los artistas aprobados podrán recoger la autorización en la Junta de Distrito tras entregar una fotografía y un documento de identidad. Este permiso les dará vía libre para ubicarse en distintos lugares del centro de Madrid siempre que respeten una distancia mínima entre sí de 75 metros. Además, deberán cambiar de ubicación cada dos horas y no podrán situarse en calles residenciales estrechas, para evitar el efecto tubo. Puesto que esta medida de control de los músicos callejeros se integra en la Zona de Protección Acústica Especial estará prohibido tocar en algunos lugares, como la plaza de Chueca o la del Dos de Mayo ya que ya soportan mucha contaminación acústica.