Los madrileños soportan un media de 62 decibelios de ruido en las calles

La ciudad de Madrid registró en noviembre una media de 62,1 decibelios de contaminación acústica, lo que sitúa a la capital a dos puntos por debajo del máximo de ruido soportable, establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 65 decibelios ponderados, según datos extraídos de la Red de Vigilancia de la Calidad del Aire del Ayuntamiento de Madrid.

De las 31 estaciones de medición distribuidas por todo Madrid, 10 llegaron o superaron este nivel, lo que significa que un tercio de las calles residenciales madrileñas están fuertemente contaminadas por ruido, según informes de la OMS.

Las zonas que más contaminación acústica soportaron el mes pasado se encuentra es la de Gregorio Marañón, con 70,2 decibelios; Glorieta Carlos V, con 69,8; y Paseo de Recoletos, con 68,3 decibelios anotados, todas ellas calles por donde circulan diariamente miles de vehículos.

Por el contrario, según datos del Area de Medio Ambiente, las zonas de la capital que soportan menos contaminación acústica están Casa de Campo, con 49,6 decibelios; Urbanización Embajada, con 54,9 decibelios y Méndez Alvaro, con 55,9.

El Departamento de Calidad del Aire municipal cuenta actualmente con 31 estaciones de Medición Medioambiental dentro la Red de Vigilancia que se encargan, a través de micrófonos especializados, de establecer datos diurnos y nocturnos de todas las zonas de Madrid.

No obstante, el Consistorio matritense con varias unidades móviles, que se encargan de hacer mediciones puntuales y concretas, la conocida como 'patrulla antirruido'.