Política

Los vecinos de Santander dicen que parecía «muy formal»

El presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, detenido en Santander a primera hora de este miércoles, residía en el número 79 de la Bajada de San Juan, donde a mediodía la Policía continuaba el registro de su vivienda.

Numerosos medios de comunicación han ido acercándose a lo largo de la mañana a ese punto de la ciudad. Carlos, un vecino de un taller próximo, ha explicado que le solía ver fuera de casa, apoyado, fumando y hablando por el móvil. Otro vecino ha afirmado que el presunto pederasta "tenía pinta de culturista".

Este vecino ha explicado que conocía al detenido por su tío, que vivía en el barrio desde hacía un tiempo aunque no "de toda la vida", y en este sentido se ha referido a su acento al hablar propio del sur de España.

Ha señalado que Antonio Ortiz paraba por el barrio de San Juan "de vez en cuando", y menos que su tío, pero sí en algunas ocasiones, la última hace "dos o tres meses".

"Venían por el barrio -él y el tío-, hablaban con la juventud, tomaban unas cervezas... como una persona normal, no te imaginabas estas cosas", ha comentado.

En este sentido, ha insistido en que Antonio Ortiz parecía una persona "normal", por lo que se ha mostrado sorprendido por la detención. "No te podías imaginar esto", ha enfatizado.

Ha explicado que el sospechoso es un hombre "alto, fuerte, rubio, bien cuidado", que "no ha hecho ninguna cosa extraña por el barrio"; un barrio pequeño, alejado del centro de Santander y en el que los niños "andan sueltos".

Por su parte, otro vecino, Carlos lo recuerda "fumando y hablando por el móvil"y lo ha descrito como "muy tranquilón"y "muy formal".