Actualidad

Luz en la ermita de Goya

Una ruta conectará San Antonio de la Florida con el Palacio Real para potenciar la difusión de este espacio.

Una ruta conectará San Antonio de la Florida con el Palacio Real para potenciar la difusión de este espacio.

Publicidad

Francisco de Goya, que llegó a Madrid al filo de la treintena y que logró aquí multiplicar su fama y convertirse en pintor del rey, tendrá pronto su propia ruta por los principales puntos de la ciudad que guardan parte de su legado. Del Palacio Real a la Real Academia de Bellas Artes y el Museo del Prado. Un recorrido conectado por autobús que avanzaron Alfredo Pérez de Armiñán, presidente del Consejo de Administración del Patrimonio Nacional, y Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, en la que será otra de sus paradas obligadas, la Ermita de San Antonio de la Florida. Patrimonio, Ayuntamiento y la Real Academia de San Fernando firmaron ayer el nuevo convenio para garantizar la conservación y la difusión de esta ermita, que guarda a los pies de su altar los restos mortales de Goya y que además esta coronada por los frescos del pintor aragonés. En una primera etapa, esta ruta podría traducirse en la puesta en marcha de una línea de microbuses que conecte el Palacio y San Antonio de la Florida una vez que se concrete la apertura del Museo de las Colecciones Reales, prevista para 2020. Entretanto, otra de las opciones en las que ya se está trabajando es la posible venta de un ticket conjunto para el Palacio Real y la Ermita, según precisó la alcaldesa, teniendo en cuenta además que la capilla fue concebida como una extensión de la residencia real.

El convenio vincula a las tres administraciones a impulsar la figura y la obra de Goya desde este recinto; también a potenciar la actividad con visitas diarias y una nueva oferta cultural. Las últimas labores de rehabilitación ya se han dejado sentir en este sentido: está incluida en la red de museos municipales y desde 2015, año en el que arrancaron los trabajos en ella, se viene registrando un aumento constante de público anual, que en tres años ha crecido en más de 10.000 visitantes.

Entre las obligaciones contraídas en este convenio por el Ayuntamiento destaca la inversión que deberá asumir para mejorar la iluminación del recinto. El consistorio correrá asimismo con los gastos de mantenimiento de los elementos no histórico-artísticos de la ermita y los derivados de la apertura para visitas y de las actividades. En este contexto, el gasto para las arcas municipales ascenderá hasta los 312.000 euros e incluirá la atención a visitantes, divulgación del museo, vigilancia y seguridad y la limpieza. «Nos comprometemos a poner un paso por delante al arte, que esté mejor atendido, exhibido y más cerca de que todos lo podamos disfrutar porque el arte nos desarrolla la ética y la estética, que sirven para la felicidad colectiva», aseguró Carmena.

La alcaldesa quiso reivindicar en la firma del convenio el perfil «feminista» de Goya al destacar su «genialidad adelantada» por elegir a unas «ángelas» para los frescos de San Antonio de la Florida. «Goya se adelantó», según Carmena, con sus «ángelas bellas y sensuales». «Fue un genio que intuyó los siglos que vendrían detrás», aseguró la alcaldesa, que aprovechó la anécdota de las «ángelas» para plantear la necesidad de «atreverse a modificar los sustantivos y feminizarlos».

Publicidad