Martínez-Almeida: «No me planteo ser candidato»

El sucesor de Esperanza Aguirre en la portavocía del grupo municipal del PP en la capital promete «acercarse más a la gente de los barrios» para acabar en 2019 con la «pesadilla» del Gobierno de Ahora Madrid.

José Luis Martínez-Almeida, al término de la entrevista con LA RAZÓN.
José Luis Martínez-Almeida, al término de la entrevista con LA RAZÓN.

El sucesor de Esperanza Aguirre en la portavocía del grupo municipal del PP en la capital promete «acercarse más a la gente de los barrios» para acabar en 2019 con la «pesadilla» del Gobierno de Ahora Madrid.

En una urna azul de metal y cristal con cierto aire «vintage», los concejales del grupo municipal del Partido Popular en la capital eligieron ayer al sucesor de Esperanza Aguirre. Hubo fumata blanca en la primera votación. Diez ediles apoyaron a José Luis Martínez-Almeida frente a los ocho que señalaron en la papeleta el nombre de Íñigo Henríquez de Luna. Dos votaron en blanco. Pocas horas después de recibir de sus compañeros una confianza que «en cierta manera me abruma, pero acepto», José Luis Martínez-Almeida reconoce en una entrevista con LA RAZÓN sentirse preparado para el reto, pese a que los últimos días no han sido ni mucho menos fáciles: «Ha sido una semana muy dura, muchas emociones. Hoy ha sido la culminación». Recibido con el aplauso de todos los ediles al comparecer ante los medios, este abogado del Estado de 42 años subraya su intención de dar continuidad a la labor de oposición liderada hasta ahora por Aguirre al tiempo que tiende puentes con la dirección autonómica encabezada por Cifuentes: «La nueva época del PP a partir del congreso regional es también el Partido Popular de siempre».

–¿Ha recibido ya las llamadas de felicitación de Esperanza Aguirre y de Cristina Cifuentes?

–De ambas.

–¿Qué le han deseado?

–Esperanza me ha dicho que se alegra mucho por mi elección y por cómo ha transcurrido el procedimiento y que lo que toca ahora es preservar la unidad del grupo. Cristina me ha dado la enhorabuena y me ha dicho que «a trabajar», que es lo que toca, que tenemos que recuperar Madrid y que, por supuesto, contamos con todo el apoyo del partido para esta tarea. Yo le he dicho lo mismo, que el grupo municipal está con el partido para recuperar Madrid.

–En estos días le han definido como «el favorito de Cifuentes» y también como un edil aguirrista. ¿Con qué etiqueta se siente más cómodo?

–Me defino como alguien que pretende servir a los madrileños. Es cierto que he trabajado muchos años con Esperanza, que tengo auténtica admiración por ella, pero creo que también Cristina es una extraordinaria política y una extraordinaria persona. Es la presidenta del partido y vamos a trabajar con ella hasta el final para lograr el objetivo de recuperar la alcaldía.

–El resultado ha sido muy ajustado, diez votos contra ocho. ¿Puede esto dividir el grupo?

–Siendo del Atleti los dos, tenía que ser un resultado ajustado. No hay riesgo de división. Íñigo es un auténtico caballero y se ha portado como tal. No ha sido una semana fácil para ninguno de los dos ni para ninguno de nuestros compañeros, pero una vez que ha salido el resultado, todos a una, todos en piña y a seguir trabajando como lo hemos hecho los últimos años.

–¿Seguirá siendo Henríquez de Luna el número dos?

–Eso espero.

–¿Lo ha hablado con él?

–He hablado con él y lo he dicho públicamente. Para mí es muy necesario que Íñigo Henríquez de Luna esté a mi lado en estos dos años que nos quedan.

–Define el Gobierno de Carmena como una «pesadilla». ¿Qué es lo peor de Ahora Madrid?

–Lo peor del Gobierno de Carmena en Madrid, y por lo que yo lo califico como pesadilla, es por esas ansias de transformación de la ciudad que tienen de acuerdo a sus postulados ideológicos y que lo único que están consiguiendo es deteriorar la vida normal, ordinaria, diaria de los madrileños. Están más preocupados en asaltar los cielos que en arreglar los problemas de los madrileños. Y Madrid ahora mismo es una ciudad sin Gobierno.

–¿Ha hecho el equipo de Carmena algo bien en estos dos años?

–(Silencio). Déjeme pensar, no es fácil. Es poco ecuánime, pero a primera vista no se me ocurre nada que hayan hecho bien. Porque tocando los grandes temas, la ciudad no está más limpia, los atascos están peor, el tema la calidad del aire se ha utilizado como arma contra la circulación y no como forma de favorecer la salud de los madrileños, nos acaban de meter en el lío de las calles y de la Memoria Histórica con afán sectario.

–¿Tiene previsto reunirse pronto con Carmena?

–He llamado a la alcaldesa. No he podido hablar con ella en un primer momento, luego me ha devuelto la llamada. Ha sido una conversación de cortesía en la que ella ha estado muy amable y me ha felicitado por mi nombramiento y hemos quedado en mantener los cauces institucionales que hasta ahora había.

–Ha reconocido que su objetivo trabajar para ganar las elecciones. ¿Cómo contribuirá a ello?

–Tenemos que estar muy cercanos a la gente. Lo hemos estado, pero tenemos que intensificar ese esfuerzo de estar muy cercanos a la gente, de acudir a los barrios, de hablar con las asociaciones y los colectivos, de que sientan que el grupo municipal popular está cerca, que sus concejales están a pie de calle. Lo hemos hecho pero yo creo que la ciudadanía exige un acercamiento más intenso.

–El martes dijo que a cualquier concejal del PP le apetecería ser el portavoz de su grupo. No sé si es aplicable esta frase a las próximas municipales: a cualquier edil le gustaría ser candidato a alcalde. ¿Le apetecería ser candidato en esos comicios?

–A mí lo que me apetece es ser portavoz del grupo municipal del Partido Popular.

–¿No está sobre la mesa?

–Ni me lo planteo

–Con motivo del último Congreso del PP de Madrid, se constató que las sedes en los distritos han perdido músculo, participa menos gente, los afiliados están desanimados. Usted ha hablado de estar más en la calle. ¿Qué puede hacer desde su nueva responsabilidad en este terreno?

–El partido puede contar con nuestra total y absoluta colaboración para recuperar a todos aquellos que se fueron en su día, tanto votantes como afiliados, para recuperarlos.

–Se ha renovado la presidencia del partido y ahora la portavocía del grupo municipal. ¿Debe extenderse esto a los distritos?

–Yo no soy el más indicado para pronunciarme sobre eso. Suficiente tengo con el grupo. Ahora mismo hay un buen equipo de dirección en el PP de Madrid que sabrá perfectamente lo que tiene que hacer.

–¿Qué opinión le merecen los casos de corrupción en el PP de Madrid?

–Para nosotros es muy duro. Los casos de corrupción no son del Partido Popular, sí es cierto que son de personas que han estado en el gobierno del PP pero no son del PP. Los primeros que estamos muy dolidos y decepcionados somos nosotros. Es una situación muy complicada de cara a la gente pero lo único que podemos hacer es recuperar su confianza y demostrar que el PP sigue teniendo los proyectos que nos han permitido ganar las elecciones durante 30 años. Ahora, ¿que los casos de corrupción existen? Por supuesto. ¿Que estamos avergonzados? Por supuesto, pero también se han puesto en marcha muchas medidas desde el PP de Madrid para prevenir que se vuelven a repetir estos casos.

–¿Acertó Aguirre dimitiendo?

–Creo que es un gesto que la honra y creo que será reconocido con el tiempo, pero recordemos que es una persona sobre la que no hay ningún tipo de indicio de actuación irregular por su parte. Ha asumido una responsabilidad que raramente se ha asumido en este país, que es la de dimitir como consecuencia de que ha habido personas en su entorno que ahora mismo están inmersas en casos de corrupción. Su actitud será reconocida con el tiempo.