Sólo 26 vecinos votaron el corte al tráfico de la calle Galileo

La peatonalización ha provocado críticas en un barrio con más de 24.000 residentes.

La Razón
La RazónLa Razón

La peatonalización ha provocado críticas en un barrio con más de 24.000 residentes.

El cierre de un tramo de la calle Galileo, en Chamberí, no ha dejado indiferente a nadie en el barrio de Arapiles. Desde el pasado día 12, los 80 metros de esta vía comprendidos entre las calles Fernando Garrido y Meléndez Valdés están cerrados al tráfico privado. Sí pueden transitar por ella bicicletas y vehículos de emergencia. El corte en la calle Galileo es la primera prueba piloto del plan «Chamberí Zona 30». La Junta de distrito mantendrá la medida, a modo de prueba, durante un año y después evaluará si la propuesta se convierte en definitiva. Esto significaría, según el proyecto, la creación de una zona estancial en el centro de la vía con mesas de madera y pérgolas y el establecimiento de un espacio diáfano para actividades culturales.

Esta peatonalización, a pesar de llevar sólo dos semanas en vigor, ha despertado numerosas críticas entre los vecinos. Así se lo hicieron saber algunos de ellos al presidente del distrito, Jorge García Castaño, en una reunión. Las principales quejas hacen hincapié en la improvisación de la medida y en que el corte al tráfico en ese tramo concreto sólo ha logrado generar fuertes atascos en calles situadas en su entorno, como Vallehermoso y Guzmán el Bueno.

La de Galileo ha sido la primera medida en ponerse en marcha, pero el plan «Chamberí Zona 30» contempla hasta otros siete cortes en otras tantas calles, tal y como avanzó LA RAZÓN. Esta hoja de ruta que, según la junta de distrito, busca fomentar la movilidad sostenible en estos barrios, fue aprobada en un proceso participativo que constó de tres reuniones. En el segundo de estos encuentros fue cuando estos ocho cortes se sometieron a debate y votación. En el caso concreto de la calle Galileo, sólo 26 vecinos del distrito votaron la medida: 16 de ellos se manifestaron «absolutamente a favor», 9 se posicionaron «moderadamente a favor» y sólo uno se mostró «moderadamente en contra». Una de las principales críticas que algunos vecinos y asociaciones han señalado respecto a la peatonalización insiste precisamente en el bajo nivel de participación cosechado en este proceso: apenas 26 vecinos decidieron un corte al tráfico en un distrito con más de 137.000 residentes y dentro de un barrio, el de Arapiles, en cuyas calles viven más de 24.000 personas.

Los otros siete cortes proyectados –cuya puesta en marcha dependerá de las conclusiones que arroje el periodo de prueba de la calle Galileo– fueron validados con unos niveles de participación similares. La eliminación del tráfico de la calle Joaquín María López, en el tramo comprendido entre las calles de Gaztambide y Andrés Mellado, salió adelante con la participación de 31 vecinos: 25 a favor, 2 indiferentes y 4 en contra. La prohibición de circular a los vehículos privados por Guzmán el Bueno entre las calles de Joaquín María López y de Donoso Cortés, frente al Colegio Delcroy, contó con un aval de 29 vecinos, de los que 15 se manifestaron «absolutamente a favor». Las cifras de participación son similares para el resto de las propuestas: los cortes en el entorno de los mercados de Vallehermoso y de Andrés Mellado (29 y 28 personas respectivamente); la peatonalización de Blasco de Garay entre Meléndez Valdés y Fernando el Católico (29 vecinos); el cierre al tráfico en la plaza del Conde del Valle Suchil (con 26 vecinos a favor); y la creación de un parque en la calle Manuel Silvela, entre las calles Manuel Cortina y Luchana (con el respaldo de apenas 23 personas).

Ante la polémica generada, el Partido Popular llevará mañana al Pleno ordinario del mes de junio una propuesta, en la que solicitará al Gobierno de Ahora Madrid y, en concreto, a la Junta de Distrito de Chamberí, «la anulación definitiva de los experimentos y proyectos de peatonalización parcial diseñados en el plan Chamberí Zona 30 ante la constatación de su fracaso rotundo».