Actualidad

Un SOS desesperado en redes les salva: «Si no os los lleváis me deshago de ellos»

Un hombre amenazaba con arrojar a varios cachorros a la vía del tren y una protectora lanzó el aviso. La Policía de Getafe le localizó.

Un hombre amenazaba con arrojar a varios cachorros a la vía del tren y una protectora lanzó el aviso. La Policía de Getafe le localizó.

Publicidad

17:00 horas del pasado domingo. Ana estaba en su casa cuando recibió la llamada de su hija. Había cogido el tren para ir al trabajo. En Villaverde Alto tenía que cambiar de andén y allí se encontró una escena que le removió por dentro. «Pegado a las vías había un chico de unos veintitantos con dos o tres perros adultos, una camada y unos seis gatitos», recuerda Ana que le relató la joven. El hombre insistía en que los regalaba, «si no os los lleváis, me deshago de ellos», decía con insistencia. «Por su actitud, no parecía estar muy bien mentalmente», le aseguró su hija. Ella sabía que su madre está muy concienciada con el maltrato animal y que sabría qué hacer.

«Sigo en redes sociales a la protectora Patrulla Canina y lo único que se me ocurrió fue ponerme en contacto con ellos para ver si podían hacer algo», explica la vecina de Getafe. Ella tiene dos perros adoptados y «dos gatitos», por eso sabe lo importante que es la adopción.

Publicidad

Mar, una de las dos responsables de la protectora, le cogió el teléfono. No importaba que fuera domingo. «Acababa de terminar de comer cuando recibí la llamada. Lo malo es que me encontraba en Illescas y no se me ocurrió otra forma de intentar rescatar a los perrillos que publicándolo en nuestra página de Facebook. Esperaba que alguien lo leyera y acudiera a su rescate», reconoce a este diario. Y así fue.

Publicidad

En el momento que colgó el mensaje la respuesta fue inmediata. «Por favor, alguien que viva en Villaverde Alto que pueda ir a la estación de Renfe. Hay un impresentable regalando una mastina y a sus bebés con los ojos cerrados, además de siete gatitos. Está en las vías del tren. Alguien que pueda que se acerque y llame a la Policía. Está a gritos diciendo que los abandona». Este era el mensaje de reclamo que, en minutos, recibía una oleada de respuestas. «Fue pedir que la gente saliera a la calle e inmediatamente acudieron un montón de vecinos. Ha sido muy emocionante, la verdad», dice Ana, a la que se le entrecorta la voz cuando recuerda el episodio. «Se lo he comentado a una amiga que vive enfrente y va para allá... Le he dicho que llame a la Policía», escribió Olga, una vecina, al momento.

Los mensajes de apoyo no dejaron de sucederse y «se juntaron un montón de personas en la estación», describe Mar que aún sigue abrumada por la rápida respuesta ciudadana.

La movilización fue tal que la llamada de auxilio no tardó en llegar a la Policía Local de Getafe y se personaron en la estación. Aunque se había movido, le localizaron en la estación de Las Margaritas en Getafe. «Estoy en Getafe central y ya está la Policía interviniendo», confirmó a la protectora Alejandra, otra vecina. «El varón amenazaba con arrojar a las vías del tren a los cachorros que llevaba en una mochila cerrada», afirmaron los agentes en su perfil de Twitter. Acto seguido, abrieron «diligencias por un posible delito de maltrato animal». Y es que el hombre no era capaz de explicar de dónde había sacado los perros. «Sólo afirmaba que se los habían regalado, pero únicamente uno de ellos, el yorkshire, tenía chip». De ellos se ha hecho cargo la protectora de Getafe y la Policía Local, y una vez resolvieron la situación se pusieron en contacto con Mar para agradecerle su labor y la movilización que había conseguido.

Publicidad

A pesar de estos casos, la responsable de Patrulla Canina está muy orgullosa de cómo transcurre el mes de agosto. «Estamos consiguiendo muchas adopciones, hay mucha gente solidaria». ¿Las campañas de concienciación contra el abandono no funcionan? «La verdad es que no. Cada vez encontramos más lactantes abandonados. Recojo a muchos en Castilla-La Mancha y Andalucía. Camadas enteras...», recuerda con pesar. Eso sí, «lo que cada vez se mueve más es la adopción. Las personas que quieren un perro o un gato se deciden más por esta opción que por la compra», explica Mar, que atiende a LA RAZÓN desde la clínica veterinaria de Torrejón de Velasco donde acogen a muchos de los animales que encuentra abandonados.

Pero Mar y su compañera de «patrulla» no dan en adopción a los animales que encuentran a cualquiera. Deben cumplir una serie de requisitos. «Pedimos la nómina de los que quieren adoptar; si viven en un piso de alquiler también les solicitamos un certificado de que les permiten tenerlo. Les preguntamos por su estilo de vida, porque no queremos que se vayan con una familia que, aunque tenga un jardín, esté solo todo el día. Cuando rechazamos a alguno se enfada, pero no todo el mundo puede tener un perro», concluye con determinación.