Actualidad

Detenidos dos hermanos por agredir y secuestrar a un vecino en Murcia

La víctima se trasladó con sus agresores hasta una finca en Abarán (Murcia) donde fue maniatada y golpeada hasta quedar inconsciente

La víctima se trasladó con sus agresores hasta una finca en Abarán (Murcia) donde fue maniatada y golpeada hasta quedar inconsciente

Publicidad

Seis horas. Eso es lo que duró el secuestro de un vecino de Blanca que resultó herido con lesiones graves después de que dos hermanos le capturaran y le golpearan hasta dejarlo inconsciente. Así se desprende del informe elaborado por la Guardia Civil de la Región de Murcia en el marco de una operación que permitió esclarecer el supuesto secuestro de dicho individuo y que se saldó con la detención de sus dos captores, hermanos, y su puesta a disposición como autores de los delitos de detención ilegal, lesiones graves, vejaciones, amenazas, así como de cultivo y elaboración de droga.

La investigación se inició cuando la propia víctima denunció ante la Benemérita los hechos, relatando cómo había sido retenido y agredido durante horas en una finca de Abarán. Allí, dijo, lo maniataron, amenazaron y golpearon hasta que perdió el conocimiento.

De esta forma, tras recabar toda la información necesaria, los agentes de la Guardia Civil se desplazaron hasta dicha finca, donde también se incautaron más de un centenar de plantas de marihuana, una pistola detonadora, cartuchería metálica, material para el cultivo de la droga, así como varias prendas de vestir y restos biológicos que pertenecen, supuestamente, a la víctima.

Entre los objetos hallados en el registro se encontraron varios útiles empleados, según el testimonio de la víctima, para agredirle, tales como un palo y una manguera de goma. Además, en la parte posterior de la vivienda, los agentes encontraron un invernadero con 137 plantas de marihuana de gran envergadura.

Publicidad

Dos días después del secuestro

Publicidad

Esto sucedió dos días después del secuestro, y mientras unos agentes iniciaban las labores de análisis de los restos de la finca, otros se desplazaron al domicilio de los presuntos autores de los hechos para, finalmente, detenerlos.

Los dos hombres, de nacionalidad española, hermanos, de 23 y 26 años, fueron puestos a disposición judicial así como las diligencias instruidas contra ellos.

Según el testimonio de la víctima, los arrestados trasladaron al denunciante en un vehículo hasta la finca. Allí, lo maniataron a una silla y comenzaron a preguntarle por unas plantas de marihuana, asunto por el cual la víctima negó tener relación alguna en diversas ocasiones.

Ante su negativa, los agresores comenzaron a golpearle por todo el cuerpo con distintos objetos, hasta que le dieron en la cabeza y lo dejaron inconsciente. Seis horas más tarde, sus captores lo trasladaron hasta las proximidades de su domicilio, sito en Blanca.