El PP insta a respetar el Gobierno de centro-derecha votado en las urnas

Fernando López Miras se remite a la dirección nacional del partido de cara a un pacto con Ciudadanos y Vox

Fernando López Miras se remite a la dirección nacional del partido de cara a un pacto con Ciudadanos y Vox

Los plazos para alcanzar un acuerdo de gobernabilidad en la Región de Murcia comenzaron ayer, horas después de conocer los resultados electorales del domingo, y el líder del PP, Fernando López Miras, tras conseguir 16 escaños en la Asamblea Regional, defendió que la «inmensa mayoría social ha reflejado que quiere un gobierno de centro-derecha. Esperamos que el Parlamento autonómico dé lugar a un Ejecutivo que refleje esa mayoría, porque es lo que los murcianos han querido».

No obstante, esos 16 diputados «populares» necesitarían el apoyo de fuerzas como Ciudadanos -que obtuvo seis- y Vox -que sumó cuatro- para hacerse con el Gobierno regional, por lo que López Miras evitó pronunciarse ayer sobre este asunto y decidió remitirse a la decisión que se tome desde la dirección nacional del partido de Pablo Casado.

Así lo dijo a su llegada al Comité Ejecutivo Nacional celebrado ayer en Madrid con los principales líderes del PP, donde el presiente murciano en funciones reiteró que «nunca hubo dudas dentro sobre la presidencia de Casado. Hemos logrado un gran avance electoral en apenas un mes».

Ahora, serán el secretario general del PP, Teodoro García Egea, el vicesecretario de Organización, Javier Maroto, y la presidenta del PP navarro, Ana Beltrán, quienes se encarguen de dirigir una comisión negociadora de pactos con los que mantener Ejecutivos como el de la Región.

En manos de Madrid también dejó el futuro del gobierno murciano la líder de Cs, Isabel Franco, cuyos seis escaños serán la clave a la hora de decantarse por la izquierda o la derecha. Franco se reunió ayer con su Ejecutiva regional para valorar los resultados electorales, y mostró toda su disposición a comenzar a dialogar y a buscar el consenso. «Lo llevamos en nuestro ADN».

La lideresa del partido naranja aseguró que ahora se iniciaba una «etapa apasionante» y aseguró que, con su equipo, cosecharán resultados «muy positivos para los ciudadanos de esta Región».

El PSOE busca alianzas

El otro actor en escena es el líder del PSRM-PSOE, Diego Conesa, quien tras hacerse con 17 escaños en la Asamblea Regional tratará ahora de convencer a Cs de que su proyecto es el que necesita la Región para, al menos, gobernar en minoría.

Este supuesto, a priori, mantiene en vilo a los socialistas, ya que desde la formación naranja dejaron claro durante la campaña electoral que no apoyarían un gobierno que dé alas al independentismo, como lo es el de Pedro Sánchez.

Pese a ello, Conesa evitó hablar de pactos. «Vamos a darnos unas horas de calma. Para seguir adelante necesitamos la colaboración leal y sincera de todos los municipios».

Quien no salió bien parado de la cita electoral fue Podemos, cuyo dirigente, Óscar Urralburu, calificó de «desastroso» el resultado obtenido en los comicios autonómicos, al pasar de seis a dos diputados en la Asamblea, lo que debilita y mucho su apoyo y presencia en un Gobierno de izquierdas.

«Desde Podemos debe haber una profunda reflexión para ver qué es lo que ha podido suceder con la gente que confió en nosotros en 2015».

Mejor resultado es el que cosechó Vox, cuyo candidato a la Presidencia, Pascual Salvador, dejó claro que no pensaban en pactos por el momento, ya que «ninguno de los partidos del consenso nos gusta».

El partido de Santiago Abascal irrumpió en la Asamblea Regional con cuatro diputados, Salvador advirtió que se enfrentarán a todos los partidos «políticamente correctos. Iremos sin complejos y a por todas».

Arroyo propone un pacto PP-PSOE-Cs en Cartagena

La candidata del PP a la Alcaldía de Cartagena, Noelia Arroyo, tendió ayer la mano al PSOE y Ciudadanos para conseguir la vara de mando en el Ayuntamiento y evitar que José López, líder de Movimiento Ciudadano, sea alcalde de la ciudad portuaria. «Este tripartito daría estabilidad a la ciudad de Cartagena, y sería un ejemplo de responsabilidad». Así lo dijo en una entrevista a Radio Murcia de la Ser, tras posicionarse el PP como segunda fuerza más votada en el municipio. «Aspirábamos a ganar las elecciones y, por tanto, estos resultados no son buenos para mi partido. Pero lo que más me preocupa es que no son buenos para Cartagena», incidió la «popular». Por su parte, el PSOE de Ana Belén Castejón, por el momento, no quiso hacer valoraciones.