La criminalidad aumenta un 6,3 por ciento en la Región durante el primer trimestre

En Yecla, Mazarrón y Molina de Segura fue donde más aumentó la criminalidad

En Yecla, Mazarrón y Molina de Segura fue donde más aumentó la criminalidad

La Región de Murcia ha experimentado un aumento de la criminalidad del 6,34 por ciento durante el primer trimestre de este año con respecto a 2018, con un total de 14.291 infracciones penales, según los datos publicados ayer por el Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior.

Además, los homicidios dolosos y asesinatos en grado de tentativa aumentaron un 50 por ciento de enero a marzo de 2019, respecto al mismo periodo del año anterior, y también crecieron un 45 por ciento los delitos por tráfico de drogas, un 44,2 los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria, y los delitos contra la libertad e indemnidad sexual se situaron en el 35,8 por ciento.

Sin embargo, descendieron los homicidios dolosos y asesinatos consumados en un 25 por ciento, las sustracciones de vehículos (18) o los robos con fuerza en domicilios (11,3).

Por municipios, con población superior a los 30.000 habitantes, la criminalidad aumentó especialmente en Yecla (74,3), Mazarrón (43,8), y Molina de Segura (38,2). Así como en Alcantarilla (29,4), San Javier (14,5), Lorca (14,3), Murcia (8,1%) y Totana (1,8).

Por el contrario, bajó en Torre Pacheco un 23,9 por ciento, en Cieza un 6,6, un 2,8 por ciento en Cartagena y Águilas descendió un 2,1 su tasa de criminalidad durante esos meses.

Los datos fueron computados según los registros de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, policías autonómicas y locales de todo el conjunto regional y nacional.