Miras reestructura el PP regional tras revalidar su liderazgo autonómico

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apela a la responsabilidad del PSOE para alcanzar acuerdos en materia de agua, financiación autonómica y alejarse de «la política envoltoria»

El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, puso a López Miras como ejemplo de la defensa de los valores del partido
El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, puso a López Miras como ejemplo de la defensa de los valores del partido

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apela a la responsabilidad del PSOE para alcanzar acuerdos en materia de agua, financiación autonómica y alejarse de «la política envoltoria»

La Facultad de Economía de la Universidad de Murcia fue ayer el escenario en el que Fernando López Miras revalidó su liderazgo en el Partido Popular de la Región de Murcia y en el que, tal y como había anunciado, reestructuró la organización interna con cambios de considerable calibre nombrando, en primer lugar, como secretario general de la formación a Miguel Ángel Miralles.

En el marco del XVII Congreso Autonómico del PP regional, el presidente del partido, único candidato a la Presidencia, se hizo con el 93,24 por ciento de los votos, y con el respaldo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Miras enumeró todos y cada uno de los proyectos que ha sacado la Comunidad adelante con el soporte del Gobierno de la nación.

«Este es el año del AVE, del Arco Noroeste, del Norte, el tercer carril de Yecla, el aeropuerto de Corvera... En tus manos la Región tiene futuro. Son hechos, no palabras».

El escenario en el que se llevó a cabo el cónclave acogió a cerca de 600 afiliados y simpatizantes, además de diferentes cargos orgánicos del partido, que mostraron su apoyo al presidente. Así, anunció la puesta en marcha de tres nuevas vicepresidencias, en las que contará con Maruja Pelegrín, Antonio Calderón y Francisco Jódar. «Se trata de un equipo abierto, ya que todo aquel que quiera trabajar por la Región, tendrá en el PP un hueco».

El también presidente del Gobierno murciano contará en su Ejecutiva con siete vicesecretarías, con algunos nombres destacados como el de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, que se hará cargo del área de Acción Social; y la titular de Educación, Adela Martínez-Cachá, que llevará la vicesecretaría de Organización. Además, Joaquín Segado llevará Acción Política y Comunicación; Desarrollo Económico será para Salvador Marín; la vicesecretaría Electoral de Estudios y Programas recaerá en Joaquín Buendía; el cargo de Acción Municipal será para Rebeca Pérez; y la titular de Acción Autonómica será Patricia Fernández.

Asimismo, la portavoz del PP regional será Núria Fuentes, cargo que hasta ayer era desempeñado por el también líder parlamentario del Grupo Popular, Víctor Martínez.

«Hoy empieza una nueva etapa, prometedora, ilusionante, optimista. A veces se nos va la vida intentando llegar al lugar en el momento adecuado. Pero en ocasiones, el momento nos elige a nosotros, y hay que estar siempre preparado para estar a la altura».

Proyectos nacionales

Así concluyó López Miras su discurso tras ser renombrado como presidente, dando paso al jefe del Ejecutivo central, quien ahondó en la importancia de las inversiones murcianas como del compromiso que deben adoptar el resto de partidos a la hora de sacar adelante los proyectos importantes tanto para España como para Murcia.

De esta forma, aludió a lo ocurrido en las ciudades de todo el país con las movilizaciones por las pensiones, y aseguró que el próximo día 27, en el debate de presupuestos, presentará su propuesta de subir las pensiones más bajas y las de viudedad. «El Gobierno ofrece pensiones seguras y la oposición promesas falsas. Mientras el PP esté en el Gobierno, no se congelarán las pensiones. Subirán lo que podamos, pero no pueden subir lo que no podemos. Si sigue el crecimiento del empleo, las pensiones subirán más y pronto». Así, aseguró que en el Congreso de los Diputados, la oposición quiso convertir el debate en una «puja o subasta. Otros querían bronca. Yo fui con la verdad por delante y dije lo que creía. Es un poco duro que vengan a dar lecciones quienes generaron pérdidas de tres millones de empleos en España».

Así de contundente se mostró al instar a la oposición a pactar en los asuntos en los que se requiere su apoyo. De hecho, apeló a la sequía estructural que padece la Región para pedir al PSOE «que acepte la mano tendida. Es bueno pactar y acordar. Es lo que la gente quiere».

En este sentido, aseguró que él es el primer interesado en que se modifique el sistema de financiación autonómica. «Necesitamos el concurso de los socialistas porque nosotros tenemos 137 escaños, y con eso no es posible. Es una cuestión de sentido común, para repartir recursos en Sanidad, Educación y Servicios Sociales».

Finalmente, hizo alusión a la prisión permanente revisable, e instó al resto de fuerzas que «escuchen a la gente. Las víctimas no piden venganza, no como intentan vendernos. Eso es insultarlas. Lo que piden es que nadie tenga que sufrir un dolor como el que ellos sufrieron».

Por ello, señaló a López Miras como ejemplo de que la edad no es impedimento para defender los valores del partido, y aseguró que es necesario tener a un equipo preparado contra los mayores enemigos de la libertad: los populismos. «Forman un sectarismo y una intolerancia que choca completamente contra la libertad, pero siempre nos tendrán a nosotros enfrente para luchar. Parece ser que está de moda la política envoltoria, con papel de regalo pero sin nada dentro. Preferimos valores antes que recurrencias», sentenció.