Política

Saura anuncia una lluvia de millones para el patrimonio de Cartagena

La Catedral Vieja, el Anfiteatro Romano y la estación de la ciudad recibirán del Ministerio de Fomento diez millones de euros tras la firma de diferentes convenios de colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad

Pedro  Saura, junto a la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, el delegado del Gobierno, Diego Conesa y el  vicario general del Obispado de  Cartagena, Juan Tudela, en la Catedral Vieja
Pedro Saura, junto a la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, el delegado del Gobierno, Diego Conesa y el vicario general del Obispado de Cartagena, Juan Tudela, en la Catedral Vieja

Como si de la Lotería de Navidad se tratara, ayer el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, llegó a la ciudad de Cartagena para anunciar que le había tocado una lluvia de millones para restaurar la Catedral de Santa María La Mayor, recuperar el Anfiteatro y remodelar la estación ferroviaria de la ciudad. Y todo ello a pesar de que los Presupuestos Generales para este año no han sido aprobados.

A la alcaldesa Ana Belén Castejón no le parecía importante este detalle y dejó claro ante los medios de comunicación, que todo ello era posible con unas cuentas prorrogadas dado que, al parecer, según ella misma quiso recalcar, los acuerdos firmados ayer «quedan blindados», A pesar de que el suscrito para la recuperación de la Catedral Vieja, con una dotación presupuestaria de tres millones de euros, tiene un plazo de vigencia de cuatro años.

Es decir, toda una legislatura para convocar un concurso de ideas, con una memoria de necesidades que deberá llevarlo a efecto el Ayuntamiento. Redactar el proyecto de ejecución y financiar las obras, respetando la idea del ganador del concurso. Esta fase corre a cargo de Fomento, «siempre y cuando tengan disponibilidad económica», tal como manifestó Saura.

Un ligero detalle, este de la disponibilidad económica, que no ha pasado desapercibido para los cartageneros que llevan años reivindicando la consolidación del edificio para que deje de deteriorarse.

Ahora, en vísperas de todas las campañas electorales, Ayuntamiento y Ministerio vuelven a, parafraseando a la alcaldesa, recuperar un sueño que nunca se hace realidad. Para curarse en salud y parar las críticas que caerán, Castejón aseguró que no iba «a permitir» que nadie «sin argumentos que lo sustente quiera enturbiar un sueño que van a hacer realidad todos los cartageneros».

Las obras que se realizarán, si el presupuesto lo permite, consisten en el estudio arqueológico, un informe paramental de todo el material original que la climatología ha respetado y la recuperación volumétrica del edificio perdido, es decir, de los muros y cubiertas.

La Plataforma ciudadana, ha manifestado a LA RAZÓN, que exige la excavación arqueológica integral y total de toda la Catedral y que se cuente con la opinión de la sociedad cartagenera para llevar a cabo el proyecto. Coinciden con Castejón en la solicitud de «lealtad» para que desde el Gobierno regional o el Obispado no se entorpezca el convenio.

El Obispado, la tercera parte del convenio y propietario del edificio, se compromete a poner a disposición de los que intervengan en el proyecto el inmueble, para que se puedan desarrollar las obras de restauración. El vicario general, Juan Tudela, agradeció a las otras dos instituciones su interés por el edificio.

Un millón para el Anfiteatro

La puesta en valor del Anfiteatro tendrá una financiación de Fomento de un millón de euros. Con ello se finalizará la fase 2 del Plan Director hasta el Pabellón de Autopsias y se iniciarán las fases 3 y 4.

Casi seis millones de euros para la rehabilitación de la Estación de Trenes

Construir una marquesina sobre los andenes es una de las principales novedades del proyecto de rehabilitación de la Estación de Trenes de Cartagena que ayer presentó en la ciudad portuaria el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, acompañado de la alcaldesa Ana Belén Castejón. Otra inyección de millones para modernizar el edificio y adaptarlo a los nuevos criterios de explotación de Adif.

Durante su intervención, Saura explicó el proyecto de intervención del que dijo está compuesto por la superposición y mezcla de elementos geométricos que irán cambiando su inclinación y orientación para matizar la entrada de luz solar y, a la vez, asemejarse a las formas cortantes del lugar. La marquesina se construirá con elementos traslúcidos que adquirirán tonalidades diferentes. En ellas se colocarán células fotovoltaicas conectadas a un sistema de acumuladores que permiten el aprovechamiento de la energía solar para el autoabastecimiento lumínico. El interior también será remodelado