Una marea «inunda» Murcia en el día grande con el Bando de la Huerta

Más de 100 carrozas recorren las calles de la capital, el desfile más largo de la historia del Bando

Una abarrotada Plaza de Belluga dio paso a la Virgen de la Fuensanta en una de las procesiones más importantes de España
Una abarrotada Plaza de Belluga dio paso a la Virgen de la Fuensanta en una de las procesiones más importantes de España

Ataviados con los trajes costumbristas de la Región, cientos de miles de huertanos y huertanas invadieron ayer las calles de Murcia en el día grande de la ciudad, el Bando de la Huerta, donde el tradicional desfile recorrió todo el casco urbano partiendo desde la Calle Mozart hasta acabar en la Plaza Juan XXIII. El tan esperado martes posterior a la Semana Santa propio de las Fiestas de la Primavera lució acompañado de un soleado día en el que las peñas de toda la Región engalanaron la ciudad al compás de tambores, bandas de música, grupos de baile, gigantes cabezudos y carrozas.

A primera hora de la mañana, la Plaza de Belluga acogió la Misa huertana ante la imagen de la Virgen de la Fuensanta, patrona de Murcia, a cargo del arzobispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, quien pidió a «La Morenica» que ayudara a los hombres a comunicarse mejor entre ellos, con el fin de mantener unas relaciones pacíficas y alejadas de los conflictos.

El propio alcalde de Murcia, José Ballesta, ataviado con el traje tradicional desde primera hora, aseguró que la plaza «estaba absolutamente abarrotada», al igual que la procesión a la Virgen, en la que la propia patrona apenas podía avanzar dada la devoción trasladada por los murcianos. «Mucha gente le tiraba flores a la Fuensanta, y lo mismo ocurre en el Bando, donde Murcia ha podido disfrutar de un ambiente festivo en el que el gentío ha hecho grande esta fiesta».

Igual de optimista con los resultados del desfile se pronunció el presidente de la Federación de Peñas Huertanas, Juan Pablo Hernández, quien ensalzó el gran desfile compuesto por más de 100 carrozas, en un Bando que se constituyó como «el más largo de la historia, y por eso tenemos que hacerlo grande, por su espíritu costumbrista y tradicional que lo convierte en uno de los más importantes de España».

Bolsas de apio, pimentón, limones, botellas de vino y todo tipo de productos murcianos fueron repartidos por los integrantes de las carrozas a su paso por la Gran Vía de Murcia, en un día en el que se invitó a representantes de las fiestas de otros municipios y regiones, como la Fallera Mayor y Fallera Mayor Infantil de Valencia, que no se perdieron el recorrido del Bando y asistieron a la «tronaera» típica, muy similar a las «mascletás» valencianas.

El colorido de los trajes sumado al de las carrozas presentó una imagen del Bando que hizo honor al título con el que se le declaró de Interés Turístico Internacional en el año 2012, con un conjunto de peñas que mostraron sus tractores y camiones repletos de originalidad.

Asistencias

Con más de 360 agentes policiales desplegados por toda la ciudad en un dispositivo especial de seguridad, el Centro de Emergencias de la Región informó que, al cierre de esta edición, se había gestionado un total de 158 asistencias sanitarias, 60 de ellas por intoxicación etílica y otras por lipotimias. De hecho, la franja horaria comprendida entre las 14:00 y las 16:00 horas fue la que registró más atenciones.

Para ello, hospitales de campaña, tres ambulancias del 061, once de Cruz Roja y dos de Protección Civil se repartieron por distintas localizaciones de la ciudad, con el fin de ofrecer una cobertura completa a quienes los precisaran.