Isla Mágica suspende la venta de los pases para la próxima temporada

Trabajadores creen que es un paso más en el proceso de cierre del parque

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los empleados de Isla Mágica temen lo peor tras verificar que la venta de pases para la temporada de 2013 ha quedado paralizada. Así lo aseguró ayer la presidenta del comité de empresa, Ana Pérez, quien confirmó que las operaciones han quedado suspendidas, tanto en las ventanillas del parque como en la web. Sin embargo, sí se están registrando reservas, aunque el público «se está preguntando cuál será el calendario del año que viene, puesto que hay rumores de que el parque se abrirá menos tiempo», subraya Pérez.

Los empleados creen que éste es un paso más dentro de los planes de Caxibank para cerrar el parque. No obstante, la dirección no se ha referido hasta el momento a este extremo. El comité de empresa se reunió la semana pasada con la dirección tras la celebración del consejo de administración. «No nos dieron noticias claras sobre el futuro del parque», señala Pérez. Tras aterrizar en Andalucía el pasado mes de agosto, Caixabank tan sólo ha pedido información económica sobre la empresa y baraja varios escenarios presupuestarios para 2013. «Hay varias posibilidades, pero todavía no ha concretado nada», insiste la presidenta del comité de empresa, quien lamenta que «están en juego 600 puestos de trabajo».

Ante la posibilidad de que se recorten horas de apertura, Pérez recuerda que «tenemos vigente un convenio colectivo que marca que el parque tiene que estar abierto 169 días al año», aunque, «siendo realistas, la cosa pinta muy mal», reconoce. Pérez, no obstante, no pierde la esperanza y espera que las conversaciones que mantendrá el comité de empresa con la dirección den sus frutos. «Siempre ha habido una buena interlocución, así que esperamos llegar a algún acuerdo que beneficie a todos».

Mientras eso ocurre, los empleados han programado una intensa agenda de protestas. De momento, han realizado una recogida de frases para que los ciudadanos den su opinión sobre el conflicto y la problemática que viven los trabajadores. Ayer recogieron más frases en la puerta del Ayuntamiento, junto otras entidades sociales y sindicatos. Estos mensajes quedarán recogidos en una carta, que será enviada mañana al presidente de Caixabank, Isidro Fainé, como regalo de Navidad. Igualmente, el sábado se desplegará un gran mensaje desde una de las atracciones del parque.

También se están fijando reuniones con partidos políticos y asociaciones de vecinos y consumidores. «Si hay políticos que no nos reciben, iremos nosotros a sus actos públicos», asegura Pérez. El viernes día 21 hay convocada una manifestación desde el parque hasta la sede de Caixabank en la plaza de San Francisco y, «si no hay ningún avance», los trabajadores harán un llamamiento a la ciudadanía para que cancelen las cuentas que tengan en la entidad.

Por su parte, el alcalde, Juan Ignacio Zoido, se mostró dispuesto a recibir al comité de empresa y volvió a remarcar que Caixabank no tiene intención de cerrar Isla Mágica.