«Sin novedad» en la nueva búsqueda de Marta

Las tareas se centran en 800 «puntos sensibles» detectados en el río Guadalquivir.

Las tareas se centran en 800 «puntos sensibles» detectados en el río Guadalquivir.

El grupo de buzos pertenecientes al Grupo Especial de Operaciones (GEO) ha concluido las labores de la nueva búsqueda del cuerpo de la joven sevillana Marta del Castillo, asesinada en el año 2009, en una zona del río Guadalquivir que todavía no había sido rastreada. Los profesionales, procedentes de Guadalajara, trabajan en turnos de mañana y tarde. Hoy se retoman las tareas, después de una jornada «sin novedades destacables». Hasta la zona se trasladaron los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, y el abuelo, José Antonio Casanueva, además de curiosos y numerosos medios de comunicación, entre redactores, fotógrafos y cámaras de televisión. La labor previa de la Armada se realizó en dos fases, de modo que, en una primera intervención, el bote hidrográfico perteneciente al buque «Malaspina» llevó a cabo el sábado una batimetría del río –medición del fondo marino– para elaborar un primer mapa fisiográfico de la zona rastreada, que fue completado con las labores, en segunda instancia, del barco del Instituto Hidrográfico de la Marina «Escandallo».

La nueva búsqueda se centra en 800 “puntos sensibles” detectados por un sonar según ha desvelado el padre de Marta, Antonio del Castillo.

“Estamos esperanzados, las cosas no se han hecho porque sí, se ha hecho el informe y se ha visto que había posibilidades”, ha indicado el padre de la joven en relación a esta nueva búsqueda, desarrollada en una zona de la dársena del río próxima al club de remo, entre los puentes de la Barqueta y del Alamillo.

De este modo, se ha dividido la zona de búsqueda en nueve zonas, siendo la primera zona que se ha rastreado la correspondiente a la orilla del río Guadalquivir más próxima al club de remo.

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez ordenó a la Policía Judicial, “con los medios que el Cuerpo Nacional de Policía considere necesarios, la inspección del tramo del río en el que se localizan los focos o puntos de interés” en el informe aportado por el padre de Marta, Antonio del Castillo, “para la búsqueda y localización del cuerpo de la víctima”.

El día 1 de diciembre de 2016, el padre de la joven entregó en el Juzgado un nuevo informe que sostiene que el asesino confeso, Miguel Carcaño, podría haber arrojado el cuerpo de la joven a una zona del río Guadalquivir donde no se ha buscado a su hija con anterioridad.

De este modo, y a partir de una información aportada por un ciudadano anónimo, el geofísico Luis Avial --que buscó a Marta en la zona de Majaloba con un georradar-- y un criminólogo han realizado un estudio en la dársena del Guadalquivir para lo que han empleado una especie de sonar o radar submarino de los utilizados para detectar los pecios y cuyos resultados apuntan la posibilidad de que existan restos humanos en la zona.

Reunión de Zoido

Precisamente con los padres de Marta del Castillo se ha reunido este domingo el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien los ha visitado en su domicilio de Sevilla para informarles de las últimas investigaciones que se están llevando a cabo para la localización del cuerpo de la joven.

De esta manera, Zoido les ha trasladado su “total disposición a atenderlos personalmente ante cualquier duda que tengan y ante cualquier cosa que deseen”. Igualmente, les ha dicho que tanto “la Policía Nacional como la Delegación del Gobierno en Andalucía tienen sus puertas abiertas de forma permanente para todo lo que necesiten ahora y en el futuro”.