La reinvención del Tesla Foursixteen, una apuesta arriesgada para reflotar la imagen de Saleen

El fabricante Saleen trata de relanzar su empresa con una campaña de crowfounding que busca inversores para lograr una financiación de 20 millones de dólares.

Prototipo del Saleen Tesla Foursixteen.
Prototipo del Saleen Tesla Foursixteen. FOTO: Saleen

¿Le suena el nombre Saleen? Tras un pasado turbulento y una serie de renacimientos anunciados que siempre acabaron en un callejón sin salida, el fabricante estadounidense se propone un nuevo regreso. La apuesta, los eléctricos del visionario Elon Musk.

La idea, como ya se comentó en el pasado, es relanzar el negocio modificando el Tesla Model S y presentando al mercado versiones de alto rendimiento de la exitosa berlina de la compañía.

Del Mustang al Tesla

Para entender mejor todo, he aquí un poco de historia. Saleen, empresa californiana fundada por el antiguo piloto de carreras Steven Saleen en 1983, tuvo su momento más dulce en la década de los 90 y principios de los 2000 con el desarrollo de los Ford Mustang.

Modelo Saleen Tesla Foursixteen.
Modelo Saleen Tesla Foursixteen. FOTO: Saleen

En su mejor momento, la compañía también lanzó el superdeportivo Saleen S7 y firmó un contrato con Ford para ensamblar y pintar su modelo GT. Sin embargo, con la crisis de 2008 la empresa quebró. Poco después, con el apoyo de un fondo de inversión, volvió al mercado renombrado como Saleen Automotive.

A su vuelta, la compañía anunció varios proyectos que nunca vieron la luz. Dentro de estos estaba el Saleen Tesla Foursixteen, un elaborado Model S dirigido a una clientela especialmente exigente.

Los objetivos eran elevados, al igual que las expectativas del mercado. Sin embargo, tras su presentación en Pebble Beach en 2014, Saleen solo entregó unos pocos ejemplares del Foursixteen y, aunque también anunció una colaboración oficial con Tesla, no consiguió arrancar la producción.

La reinvención del proyecto Saleen Tesla Foursixteen

Ahora, en 2022, Saleen intenta de nuevo volver a su antigua gloria. La empresa ha empezado a buscar financiación para lanzar lo que describe como un “plan de expansión”. Mientras algunos inversores han perdido la fe en la marca, otros, todavía atraídos por el atractivo del Saleen S7 y los coches fabricados en el pasado, quieren creer que este resurgir es el definitivo.

Interior del automóvil.
Interior del automóvil. FOTO: Saleen

Steven Saleen pretende volver a hacerlo con el Tesla Foursixteen, pero para poner en marcha el proyecto en marcha necesita 20 millones de dólares. Con el objetivo de lograr tal cantidad, el empresario ha lanzado una campaña de crowdfunding gigante en la que busca inversores dispuestos a apostar por el renacimiento de la marca invirtiendo 500 dólares.

¿La promesa? El nacimiento de una división Saleen Signature Cars que, además del Model S, volvería a ocuparse del Ford Mustang, como en el pasado.