Ayuso negocia con Vox la primera bajada de impuestos en Madrid

Llevará a la Asamblea el proyecto de ley de rebajas fiscales de ayudas a jóvenes para estudios, emancipación y cuidado de mayores

Desayuno informativo de Fórum Europa con el presidente de la CEOE y el presidente del CEIM
La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, el vicepresidente, Ignacio Aguado, y la portavoz de Vox, Rocío MonasterioMarta Fernández Jara Europa Press

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, empieza a dar los primeros pasos en su ofensiva contra el Gobierno de Pedro Sánchez en materia fiscal. Así, el próximo 5 de marzo llevará a la Asamblea de Madrid el proyecto de ley de rebajas fiscales de ayudas a jóvenes para estudios, emancipación y cuidado de mayores. Y lo hará convencida de que puede contar con los votos de Vox, el grupo parlamentario que preside Rocío Monasterio con el que lleva negociando al menos un mes, según ha manifestado el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Serrano. Vox ya hace meses que presentó una enmienda a la totalidad del proyecto solicitando su devolución cuando se conoció el proyecto de rebajas fiscales de Ayuso, pero ahora ha puesto sobre la mesa una última exigencia antes dar los doce votos que necesitan PP y Cs para sacar adelante el proyecto de ley. Además de las deducciones fiscales pretende que haya una reducción de gasto en subvenciones o “gasto ineficaz" “por valor de 16 millones porque es la única manera de garantizar que en Madrid se den las condiciones en los presupuestos de estabilidad, de cumplimiento de la regla de gasto, del déficit”.

Monasterio aseguró que anoche recibió una llamada de Isabel Díaz Ayuso para empezar a hablar sobre el tema. “Es un primer paso en el camino para que entiendan que nos necesitan para cualquier proyecto que quieran sacar adelante”, dijo. “Hemos comenzado un camino que yo creo que es el adecuado, el de sentarse a hablar del partido al que necesitas para sacar algo”. Monasterio se ha mostrado optimista sobre las negociaciones: "parece que están dispuestos a ceder en el requerimiento de que se contemplen recortes de subvenciones y nos ofrecerán una lista”, dijo.

El portavoz del Grupo Popular en la Asamblea, Alfonso Serrano, también se mostró confiado en llegar a un acuerdo. “Hay mimbres para que el proyecto siga adelante y nadie entendería una división en el centro derecha que impidiera que bajasen los impuestos”.

El portavoz de Cs en la Asamblea, César Zafra, anunció que, en materia fiscal, su grupo va a presentar una proposición no de ley “para que el Estado nos devuelva el IVA adeudado desde 2017, porque no tiene sentido que el Gobierno mantenga un dinero que no es suyo por un tema político, para hacer daño a algunas comunidades”. La iniciativa también recoge la idea de que se respete la autonomía fiscal de Madrid. “Los madrileños podrán ayudar al resto de ciudadanos pero no para que Torra siga haciendo embajadas...”, dijo el portavoz de Cs. Del mismo modo, defendió la bajada de impuestos que se votará el próximo 5 de marzo que va dirigida a universitarios y jóvenes que se quieren emancipar y el cuidado de dependientes. “Que me explique alguien si esas personas son ricas”, dijo.

“No es el camino”

El PSOE rechazó la reforma fiscal con el argumento de que “queremos políticas, no medidas aisladas. ¿Con 500 euros al año para el cuidado de dependientes hacemos algo cuando hay un montón de personas que están a la espera de que se les reconozcan las ayudas con la ley de dependencia?”, dijo el portavoz del Grupo Socialista, Ángel Gabilondo. “16,4 millones para 30.000 personas (como requiere Vox en recortes a subvenciones) no es el camino. Hagan presupuestos”, requirió al Gobierno de la Comunidad.

El portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, interpretó la negociación presupuestaria como “una evidencia más del enorme poder de coacción de Vox sobre el Gobierno regional. Está siendo capaz de condicionar hasta la última de las medidas, el Gobierno de Ayuso está secuestrado por Vox”, sentenció.

El proyecto prevé que los estudiantes madrileños se puedan deducir la cuota íntegra del IRPF de los gastos por intereses de los préstamos para costear sus estudios; los madrileños de hasta 30 años se podrán deducir de la cuota íntegra del IRPF el 25% de los intereses de la hipoteca para adquirir su vivienda habitual hasta un máximo de 1.000 euros anuales; y en el ámbito familiar se prevé una deducción en el IRPF de 500 euros para el cuidado de ascendientes mayores de 65 años que conviven con el contribuyente.