15.000 niños con «clases particulares» por la covid

La Comunidad de Madrid organiza 1.000 grupos de refuerzo en 600 colegios públicos con 15 alumnos como máximo

Cerca de 15.000 niños de Primaria de la Comunidad de Madrid tendrán «clases particulares» este trimestre. La suspensión de las clases por el confinamiento y las desigualdades que han podido surgir por las dificultades en el acceso a la formación online de alumnos que tienen entornos socioculturales desfavorables serán corregidas ahora con planes de refuerzo.

Es lo que se pretende hacer este primer trimestre de curso con estos 15.000 alumnos que por diversas razones no pudieron seguir las clases a distancia en el último trimestre del curso pasado, lo que representa el 3,5% del alumnado de la Comunidad de Madrid en esta etapa educativa después de que la Consejería de Educación pidiera a los centros que detectase cuántos alumnos habían tenido dificultades de aprendizaje. Se trata de un porcentaje´mínimo si lo comparamos con la media nacional, ya que el Ministerio de Educación y Formación Profesional calculó en un 10% el porcentaje que se habían encontrado en esta situación.

Así, las materias que se reforzarán serán dos troncales: Lengua y Matemáticas y se hará hincapié en aspectos como lectura y escritura, desarrollo del pensamiento lógico-matemático, cálculo mental y resolución de problemas. Para ello se organizarán 1.000 grupos de refuerzo en casi 600 colegios públicos para atender a estos 15.000 alumnos. La idea es que todos los estudiantes logren alcanzar los objetivos de conocimiento que tienen que tener para el curso en el que están y desarrollen hábitos de trabajo y estudio.

Cada centro participante en el programa contará con grupos de hasta 15 alumnos en aulas en las que se deberá asegurar la distancia social de 1,5 metros y el uso de mascarillas. Las actividades se desarrollarán desde el 1 octubre y hasta finales de diciembre, en días lectivos, con una duración diaria de una hora de lunes a jueves.

El horario del Programa Refuerzo Extraescolar 2020, que no podrá coincidir con el horario lectivo del centro, podrá desarrollarse durante el horario de comedor escolar, en paralelo con las actividades que se realizan en los períodos anterior y posterior a la comida y que se reconocen en el Programa Anual de Servicio de Comedor Escolar.

El coordinador, un docente

Para el desarrollo del Programa Refuerzo Extraescolar 2020, cada centro participante contará con la colaboración de una entidad que será seleccionada por el propio centro y que deberá aportar medios y personal cualificado para su desarrollo. El programa estará coordinado por un maestro del centro que organizará la selección de los alumnos participantes, realizará el seguimiento del Programa y facilitará el intercambio de información entre los tutores de aula y el personal, aseguran desde Educación.

La Comunidad de Madrid destinará para este programa 1.750.000 euros, es decir, 1.750 euros por cada grupo autorizado, cantidad de la que hasta un 10% podrá destinarse para adquirir material.

A la finalización del Programa, y durante el mes de enero de 2021, cada centro participante elaborará una breve Memoria que remitirá a la Dirección de Área Territorial con los resultados de la evaluación de los alumnos participantes, la opinión de tutores y la valoración de las familias, así como su participación y mejora en las aulas. El programa está cofinanciado por el Ministerio de Educación, que aportó a las Comunidades autónomas 40 millones para desarrollar el programa PROA de refuerzo educativo.

Expertos como Ismael Sanz, ex director del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, aseguran que «las tutorías en pequeños grupos son unas de las medidas educativas para las que existe evidencia empírica de efectividad en estudios rigurosos de investigación. Pueden ser un buen complemento para un sistema educativo que está diseñado para hacer pasar a un gran número de alumnos de curso a curso, pero que no funciona para una parte de los alumnos».

El experto mantiene que los estudios analizados por Education Endowment Foundation muestran que «una tutoría realizada en grupos pequeños de media hora al día durante doce semanas produce un progreso adicional de cuatro meses en la escuela. Es decir, que compensaría la pérdida de los tres meses de escolaridad por el cierre de los centros a partir de mediados de marzo».

Sanz asegura que Andre Nickow, de Northwestern University, en un reciente meta-análisis de este mismo mes de julio publicado en el NBER muestra, a partir del estudio de 96 artículos de experimentos aleatorios, que el efecto de las tutorías que se realizan en pequeños grupos es importante y significativo (37 por ciento de la desviación estándar).