Rocío Albert, viceconsejera de Educación de la Comunidad de Madrid
Rocío Albert, viceconsejera de Educación de la Comunidad de Madrid FOTO: Gonzalo Pérez Mata La Razón

Rocío Albert, Viceconsejera de Política Educativa de Madrid: «Vamos a evaluar las competencias digitales de nuestros profesores»

La responsable educativa asegura que «10.000 docentes utilizan ya la plataforma de recursos didácticos de Planeta y se han creado 1.325 aulas virtuales»

La educación está inmersa en un proceso de digitalización imparable y los docentes son conscientes de ello. La viceconsejera de Política Educativa asegura que cada vez es mayor el número de profesores que se forman y tienen interés por el uso de las nuevas plataformas.

–¿Cómo de digitalizada está la educación en Madrid?

Con los proyectos de innovación educativa llevamos mucho tiempo. En 2001 se hicieron los primeros proyectos. Se dio un salto muy importante con la introducción de la asignatura Tecnología, Programación y Robótica, pero la pandemia nos ha testado y ha hecho que demos un salto cualitativo y cuantitativo. La digitalización es una herramienta fundamental para un cambio metodológico para mejora del aprendizaje, conocimientos y competencias.

–¿La digitalización trae más calidad a la educación?

Sin duda. Todo el centro se tiene que ver implicado, las familias y el personal administrativo. El objetivo es mejorar la calidad de la educación y hacer accesibles cosas que antes se hacían de manera rudimentaria. Eso sí, la digitalización tiene que tener un hilo vertebrador.

–¿Qué significa esto exactamente?

Que no sirve con decir que los alumnos son nativos digitales. Hay que dar una formación al profesorado y luego hay que saber qué estamos buscando con ella. No se trata de utilizar muchas herramientas, sino ver el objetivo.

–¿Todos los profesores están preparados para dar ese salto al que nos ha obligado la pandemia? ¿Qué se va a hacer para continuar con esa formación?

Hay algunos que sí lo están y que saben más que los formadores de formadores, pero hay otros que por diversos motivos no tienen tanto conocimiento. Lo que vamos a hacer durante este año es hacer una evaluación digital de los docentes tanto cualitativa como cuantitativa. Por un lado analizaremos qué percepción tiene el profesorado de cuán eficiente puede ser el uso de las tecnologías y también vamos a medir cuanto saben para ir preparando toda la formación digital de los docentes. Queremos que tanto profesores como alumnos sean muy abiertos a todo tipo de recursos digitales porque en el futuro esto cambia muy rápido y no sabemos con qué nos vamos a encontrar.

–Con la revolución pedagógica en la que estamos inmersos ¿se va a parecer la educación que vemos ahora a la del futuro?

No lo sé. Hay muchos cambios, pero son más bien de metodologías, de formas de enseñar, aunque el objetivo es el mismo. Las aulas del mañana van a ser diferentes, modulares y se podrán configurar según las necesidades del momento. Será frecuente que en las aulas haya impresoras 3D o cortadoras 3D, porque va a haber mucho de procesos de fabricación y de aprendizaje.

–¿Qué proyectos de innovación pedagógica tiene la Comunidad?

Hemos sacado una nueva convocatoria de proyectos de innovación educativa centrada en la digitalización de los centros educativos y que trata de poner a disposición toda la formación, mobiliario y recursos didácticos para que la transformación del centro sea completa. No se trata de que un profesor, de forma individual, utilice unos recursos u otros, sino que la transformación invada a todo el centro. Por ejemplo, tenemos Madrid 5E, que es una plataforma de recursos didácticos que va de 5º de Primaria hasta 2º de Bachillerato, en la que se ofrece toda clase de recursos didácticos para para hacer aulas virtuales y la aceptación es muy grande. Tenemos 5.000 docentes formados y 10.000 que han hecho uso de la plataforma 5E de Planeta. En Bachillerato se han creado 1.325 aulas virtuales.

–¿Cómo se está potenciando la lectura con la distracción que generan los dispositivos electrónicos en los alumnos?

Para la Comunidad de Madrid también era muy importante incrementar las horas de lectura de los alumnos porque sabemos que con tanto dispositivo móvil es difícil animarles a que lean y pusimos un plan: MadRead sin límites. Te puedes descargar un montón de libros y puedes hacer clubes de lectura, seguir guías audiovisuales que te ayuden...Ha tenido un éxito enorme. También hemos tenido colaboraciones con Microsof y Google y hemos puesto en funcionamiento una plataforma de evaluación para los profesores. El docente la utiliza para elaborar sus exámenes y los alumnos se pueden autocorregir. Ofrece la posibilidad de insertar información para el alumno.

– Madrid ha hablado de incentivar a los docentes en su desempeño profesional. ¿De qué tipo van a ser?

Estamos trabajando para que la carrera del docente no sea estanca de tal manera que, en función de la formación que tenga y todos los cursos que vaya realizando y desempeños, pueda tener una serie de incentivos no solo monetarios. También se pueden dar formaciones más extensas que equivalgan a un máster. Estamos hablando de sustitución de horas docentes por horas de formación. Tenemos también como gran reto formar a los profesores de FP que necesitan una formación muy diferente a la de los de Primaria y Secundaria.