SEAT sostenibilidad
SEAT sostenibilidadSEATSeat

Energías renovables, reciclaje y adiós al papel

Mañana se celebra el Día de la Tierra. Empleados de SEAT cuentan cómo contribuyen a la reducción de la huella de carbono. Disminuir el consumo de plásticos o no usar papel son algunas de las medidas

Convertir el planeta en un mundo mejor y aumentar la calidad de vida de sus habitantes es una labor que nos compete a todos. Se trata de dar grandes y pequeños pasos para lograr que el cambio climático sea una realidad. Y esto necesita de grandes compromisos empresariales. Mañana, 22 de abril, se celebra el Día de la Tierra y en SEAT muestran algunos detalles sobre su forma de contribuir a la causa.

Thumbnail

Raúl Montesinos, que desarrolla su trabajo en producción afirma que la clave está en las energías renovables: “He contratado en casa energía procedente de fuentes renovables. Además, no viajo en avión, porque tiene un importante impacto en la huella de carbono”. De cara al futuro se marca un objetivo, “vivo cerca de la empresa y a partir de ahora iré en patinete eléctrico”.

Para Eva Santamaría, empleada en SEAT en el departamento de procesos en Producción, una de las cosas positivas que ha tenido la pandemia, ha sido descubrir lo poco que necesitamos el papel. “Hemos pasado muchos meses de confinamiento trabajando en casa sin utilizar impresoras y no ha pasado nada. Hemos probado que este cambio es posible”. Ella ya llevaba varios años sin usarlo en su día a día. “Hace cinco años reduje mi consumo de papel y decidí trabajar en soportes digitales como la tablet o el ordenador. No tengo folios ni impresora en casa y la verdad es que no lo he echado de menos”.

Otra de las acciones con más embajadores es la reducción del consumo de agua embotellada para evitar el uso de plásticos. Gonçal Alvira, también del área de producción quería eliminar de su vida el agua embotellada para disminuir el uso de plástico. “Ha sido tan fácil como instalar en casa un sistema de osmosis inversa”, afirma Gonçal. Otras áreas de la compañía han seguido esta iniciativa. Es el caso de la de I+D, donde trabaja María Moratinos. “En nuestro departamento iniciamos acciones como utilizar botellas reutilizables para evitar el uso excesivo de plástico”. Además, María usa a nivel personal una aplicación con la que puede comprar el excedente de comida de establecimientos locales. “De esta forma evito el desperdicio de comida”.

Educar en el reciclaje

Reciclar es el principal motor para reducir la huella que dejamos en la Tierra, según Israel Pouza, de SEAT componentes. “En mi día a día hago un reciclaje selectivo con mi hija de ocho años, que trabaja también en el colegio este punto”. Como en el caso de su compañero Raúl, su próxima meta es utilizar más a menudo soluciones de movilidad sostenible.