Actualidad

Jaguar XE 2019: elegancia y deportividad

El fabricante inglés actualiza esta berlina con más tecnología, retoques estéticos y mayor equipamiento

El fabricante inglés actualiza esta berlina con más tecnología, retoques estéticos y mayor equipamiento

Quienes piensan que las grandes berlinas están en decadencia y que en el mercado no queda sitio más que para los SUV es señal de que no ha tenido oportunidad de conducir las últimas realizaciones en este campo de las marcas “Premium” y no han disfrutado de su elegancia, su silencio interior, su confortabilidad y su comportamiento en carretera, que puede compartir el agradable viaje placentero con la familia al comportamiento deportivo cuando queremos disfrutar de una conducción agresiva en zona de curvas o una carretera de montaña.

Es el caso de la última evolución del Jaguar XE, una berlina de grandes dimensiones, amplia, lujosa, eficaz en todo tipo de conducción y que está disponible desde 46.500 euros. Un precio que no es excesivo a cambio de lo que ofrece.

La carrocería, de casi cinco metros de longitud, mantiene la personalidad del anterior XE, con su gran radiador central y su aspecto señorial. Pero se han incluido algunas modificaciones como la anchura de esta parrilla o más entradas de aire frontales para ventilación de los frenos y el intercooler del turbo. Las ópticas posteriores también son diferentes, así como las características salidas de escape, dos simétricas en la zona posterior salvo en la versión diésel, que se sitúan ambas en la izquierda. Destaca asimismo la forma descendente del techo para dar un aspecto de coupé a pesar de sus amplias cuatro puertas o las grandes llantas de 18 pulgadas.

En el interior también se ha mejorado la comodidad de los pasajeros con butacones más confortables y con la elección de materiales de primera calidad con cueros y plásticos de primera calidad y una acertada combinación de colores que armonizan salpicadero, asientos y paneles de puertas.

Una vez a sus mandos, además del volante multifunción nos fijamos en las dos pantallas que incluyen todos los controles del vehículo, un completo sistema de infoentretenimiento y la regulación de un destacado equipo de sonido. Por lo que se refiere a la mecánica, el Jaguar XE está disponible con dos motores gasolina de 250 y 300 caballos respectivamente y de una opción diésel que llega a los 180cv. El comprador podrá elegir asimismo, en las versiones más altas, si desea tracción trasera o a las cuatro ruedas. La caja de cambios es de ocho velocidades automática, pero con acción manual si se desea con las levas del volante. A destacar que el clásico mando circular que regulaba en cambio de Jaguar en las últimas generaciones se ha sustituido por una palanca más clásica y deportiva. Un apunte final. Quienes estén enamorados de este modelo, pero quieran algo más, la división de vehículos especiales de la marca británica ha preparado una edición limitada a 300 unidades del llamado “Project 8” dotado de un motor de 600 caballos y unzas prestaciones excepcionales, con un peso de 1.700 kilos gracias al empleo de materiales especiales. Un coche muy excepcional que si se desea, se sirve con barra antivuelco interior o en versión normal con los asientos en las plazas traseras. Los delanteros son “baquets” de competición y puede incorporar un alerón estabilizador sobre el capot posterior.