Actualidad

Ya se admiten pedidos del Volkswagen ID.3

Con una autonomía de 330, 420 y 550 kilómetros, este eléctrico de nueva generación se pone a la venta a final de año con precios que parten de 30.000 euros.

Laura Ros, directora de Volkswagen, en el Barcelona Automobile con el ID.Crozz y el ID.Buzz.
Laura Ros, directora de Volkswagen, en el Barcelona Automobile con el ID.Crozz y el ID.Buzz.

Tendrá un precio inferior a 30.000 euros y se podrá optar entre tres baterías con 45, 58 y 77 kW de capacidad.

La familia de coches eléctricos ID de Volkswagen se muestra en el Salón de Barcelona como un avance de lo que puede ser la movilidad eléctrica en un futuro no muy lejano. Esta misma semana, Luca de Meo, máximo responsable de las empresas del grupo Volkswagen en España, anunciaba en la Group Night previa al inicio del Barcelona Automobile el lanzamiento de 35 vehículos electrificados para todas las marcas del grupo, de los cuales 20 serán completamente eléctricos.

Pues bien, en el caso de Volkswagen, ya se ha abierto el plazo para la reserva del primer miembro de la familia de vehículos eléctricos ID, a la venta a finales de este año, con tres tamaños de batería para adaptarse a las necesidades de un amplio abanico de usuarios, con 45, 58 y 77 kW de capacidad, que se traducen en autonomías de 330, 420 y 550 kilómetros según el ciclo de homologación WLTP para este tipo de tecnología.

Todavía en fase de prototipo –la silueta definitiva se mostrará en septiembre en el Salón del Automóvil de Frankfurt-, el Volkswagen ID.3 es una de las novedades más destacadas del Barcelona Automobile que abre sus puertas hasta el 19 de mayo, junto con otros dos modelos ecológicos de la familia ID, el ID.Crozz y el ID.Buzz.

Es un modelo de tamaño compacto, similar al actual Volkswagen Golf, pero que utiliza un sistema de tracción completamente eléctrico con tres opciones de batería entre 330 y 550 kilómetros de autonomía. El precio de partida para el mercado alemán no superará los 30.000 euros, y quienes deseen hacer una reserva del ID.3 tendrán que abonar 1.000 euros, que serán reembolsables en caso de que en el momento de realizar el pedido se echen atrás. La producción en serie comenzará a finales de 2019 y las primeras unidades se entregarán a los clientes los primeros meses de 2020 con una huella de carbono neutra, tanto en el proceso de producción, incluidas las baterías, como en su utilización diaria, empleando energías renovables para la recarga.

La primera edición que se comercializará será el ID.3 1ST, con una producción limitada a 30.000 unidades para Europa que incluye un amplio equipamiento y la batería de tamaño medio -58 kW con 420 kilómetros de autonomía, que será la más demandada según los estudios realizados por Volkswagen durante estos meses- y un precio que rondará los 40.000 euros, sin contar las posibles ayudas a la compra de vehículos eléctricos. Los clientes que adquieran esta edición limitada tendrán un año de carga gratuita en los puntos públicos conectados a la app We Charge de Volkswagen o la red de carga rápida paneuropea IONITY, que utiliza fuentes de energía limpias donde técnicamente sea posible.